Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El casting del emprendimiento

Diez proyectos de jóvenes emprendedores afrontaron ayer uno de los retos más difíciles, explicar su proyecto delante de un tribunal con ´business angels´

Núria Riu

Whatsapp
Gerard Rufi y Ariadna Queralt, impulsores de Matrice 3D, ganaron el segundo premio del Open Future. Foto:  Pere Ferré

Gerard Rufi y Ariadna Queralt, impulsores de Matrice 3D, ganaron el segundo premio del Open Future. Foto: Pere Ferré

La sede de Tarragona Impulsa se convirtió ayer en una improvisada sala de casting. A ella acudieron los diez jóvenes emprendedores que han participado en la segunda edición del Telefónica Open Future. En este caso no se valoraba la voz o la capacidad de representación, sino la capacidad de sintetizar su idea de negocio en cinco minutos y demostrar que éste es viable económicamente. Y es que no tan solo se jugaban la posibilidad de ganar el primer premio de 3.000 euros o el segundo y tercero de 1.500, sino la oportunidad de despertar el interés de un jurado con un representante del fondo de inversión israelí Idodi Venture Capital, de Telefónica España, de Wayra Barcelona y de Banc Sabadell.

Jhon Jairo Rincon fue el encargado de romper el hielo. Es el impulsor de Always in line, una red social para los artistas dirigida a los 500.000 profesionales en España que buscan una manera de darse a conocer. Rincon fue el primero en comprobar que el jurado no había ido a pasar la tarde, por lo que tuvo que centrarse en demostrar que conoce bien la competencia y que lo que ofrecerá no tiene nada que ver con lo existente. «Permite también que los artistas vendan sus obras y comercialicen su trabajo», justificó.

No fue el único proyecto de base tecnológica. También se presentaron en este ámbito Raúl Ozaez y Lidia y Miguel Guerrero. El primero es uno de los promotores de Needask, una red social con vocación de conectar a personas con problemas con psicólogos o profesionales que puedan ayudarlo. Mientras que los hermanos Guerrero han impulsado una plataforma para educar a los niños a través de dibujos animados. En ambos casos el prototipo está en marcha, mientras esperan el apoyo de un inversor para dar el salto definitivo. De hecho, esta también es la finalidad de Albert Buira con Tripacto, una plataforma para comprar y vender productos de segunda mano entre particulares de forma segura. De momento ya se han aliado con tres portales de clasificados, «son nuestros clientes», decía.

Algunos de los negocios están aún en una fase incipiente y otros en cambio hace algunos años que iniciaron su andadura y se plantean ahora un nuevo rol, para escalar su producción o plantearse crecer. Es el caso de Petits Enginyers, que ahora mismo ya tiene una facturación de 100.000 euros y después de consolidarse en elCamp de Tarragona quiere dar el salto a Terres de l’Ebre y Barcelona. «Para este 2017 queremos crecer a nivel nacional para empezar a franquiciar y expandir», decía su impulsor, Adrià Garcés.

Algunos demostraron que los cinco minutos de que disponían podían dar de sí. Es el caso de Jacint Subirats y Eugeni Martínez, que pusieron de manifiesto que es tiempo más que suficiente para montar la mochila kayac que quieren empezar a producir a gran escala. Mientras que Ariadna Queralt y Gerard Rufí protagonizaron el momento dulce al obsequiar con una cajita de chocolates a un jurado al que querían demostrar que los moldes impresos en 3D para talleres y obradores de chocolate revolucionarán el sector del lujo.

Y los jueces valoraron su creatividad. Les asignaron el segundo premio correspondiente a 1.500 euros y tres años de acompañamiento en Tarragona Impulsa. La misma recompensa que se llevaron los impulsores de Cubikayac, mientras que Petits Enginyers, que fue el mejor valorado, recibió 3.000 euros. Al final los jóvenes se fueron cargados de nuevos retos, para seguir mejorando su proyecto y el consejo del director de Wayra Barcelona, Julián Vinué, les aconsejó: «No aceptéis nunca un no por respuesta. Sed insistentes y perseverantes, la actitud es lo que se valora».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También