Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El cerdo vietnamita: de animal doméstico a mascota

Diari de Tarragona

Whatsapp
La cerda tras parir hace unos días en SPiSP. FOTO: dt

La cerda tras parir hace unos días en SPiSP. FOTO: dt

El cerdo vietnamita empezó a popularizarse en la década de los 80, aunque todavía no se le veía como un animal doméstico, sino que pertenecía al mundo de los zoológicos. Pero en la actualidad ya se le considera una mascota −sobre todo desde que George Clooney presentara en sociedad a su famoso Max−,  juguetona, cariñosa, y muy limpia, a pesar de lo que se podría pensar por el hecho de ser un cerdo. También es un animal muy inteligente y fácil de educar, algo muy importante porque si se malcría puede ser muy terco y llegar a ser destructivo. Suele curiosear mucho y le encanta explorar. Todas estas características, sumadas a su gracioso aspecto, hacen que el cerdo vietnamita se haya posicionado como uno de los animales de compañía más demandados.

El origen de esta raza quizás se deba situar en los años 80, cuando Keith Connell comenzó su importación a los Estados Unidos. Los principales clientes eran los zoos, ya que estos animales podrían alcanzar los 80 kilos, mientras que un cerda adulta pasará fácilmente de los 200. Estos cerdos recibieron la denominación de Línea Con. 
El cerdo vietnamita es el más habitual de los cerdos enanos, y lo podemos encontrar de color gris, negro o marrón, e incluso con algunas manchas. En cuanto a su estructura, se trata al fin y al cabo de un cerdo, por lo que su panza es grande, al igual que su cabeza, sus orejas pequeñas, tiene un hocico corto, y una cola recta y no muy larga.

Suelen vivir en torno a los 15 o 20 años, un dato que tendremos en cuenta. Su tamaño suele rondar entre los 40 y los 71 cm de altura hasta la cruz y su peso suele rondar entre los 35 y los 135 kg. Son cerdos iguales que cualquier otra clase o raza de cerdo, con la característica de que es más pequeño.

La cabeza y el cuerpo del cerdo vietnamita son considerablemente grandes, mientras que sus patas son cortas y finas pero realmente fuertes, la cola también es de un tamaño pequeño. Su cuerpo es fuerte y robusto, con una prominente barriga que con el tiempo irá creciendo, abundantes pliegues en la piel y una papada que le confiere ese rasgo tan característico. Su pelaje puede ser de color girs, marrón, negro o con manchas blancas. Sus orejas son más bien pequeñas, cortas y rectas, mientras que su hocico puede ser de un tamaño entre medio y corto.

Temas

Comentarios

Lea También