Más de Tarragona

El cese del exjefe de gabinete de Ballesteros ha costado 100.000€ a las arcas públicas

A parte de esta cantidad, Bonet reclama ahora 30.000 euros más alegando que la cúpula de ‘Tarragona Ràdio’ no ha respetado una de las cláusulas de su contrato como gerente

CARLA POMEROL

Whatsapp
Josep Maria Bonet, en una imagen de archivo cuando era jefe de gabinete de Ballesteros. FOTO: PERE FERRÉ

Josep Maria Bonet, en una imagen de archivo cuando era jefe de gabinete de Ballesteros. FOTO: PERE FERRÉ

El despido de Josep Maria Bonet como gerente y director comercial de la Empresa Municipal de Mitjans de Comunicació de Tarragona –ente que gestiona Tarragona Ràdio– podría costar a las arcas públicas más de 130.000 euros, casi una décima parte del presupuesto anual de la empresa. El que fue también jefe de gabinete del alcalde Ballesteros (PSC) ha llevado a juicio hasta en dos ocasiones a la actual cúpula de Tarragona Ràdio, liderada por su presidenta, Paula Varas (ERC). El último litigio tuvo lugar el pasado lunes, cuando el caso fue visto por sentencia. Bonet fue despedido de los dos cargos que tenía en la empresa municipal –gerente y director comercial– entre agosto y septiembre de 2019, apenas dos meses después de llegada de ERC y los Comuns al Ayuntamiento tarraconense. Fue entonces cuando Bonet inició un recorrido judicial que, por el momento, ha obligado a la empresa municipal a abonarle una partida extra. Empecemos por el principio.

El exalto cargo del gobierno socialista fue cesado el 14 de agosto de 2019 como gerente de Tarragona Ràdio, mediante una indemnización de 25.980 euros –con las pagas extras y las vacaciones pendientes incluidas–. Un mes más tarde, el consejo de administración de la empresa decidió también rescindir su contrato de director comercial, cargo que ostentaba desde el año 1996. En este caso, la indemnización que pagó la compañía era de 34.629 euros. En un primer momento, la compensación económica ascendía a más de 55.000 euros.

En el informe justificativo de la decisión, la presidenta de Mitjans de Comunicació, Paula Varas, argumentaba en ese momento que en la relación de puestos de trabajo de la empresa no existía, desde 2004, la posición de jefe comercial. Por su parte, Bonet asegura que dentro de sus funciones como gerente, acumulaba también tareas de responsable comercial.

Varas defiende que Bonet fue despedido "porque queríamos otro rumbo para la radio"

Sea como fuere, Bonet no estaba conforme con las indemnizaciones y decidió emprender una batalla legal contra la empresa municipal. Tras no llegar a buen puerto con la conciliación previa, en noviembre del año pasado, tenía lugar el primer juicio. En este caso, se trataba la indemnización por el cese en su cargo de director comercial de Tarragona Ràdio. El juez determinó que el despido fue improcedente y la empresa municipal tuvo que abonar a Bonet 47.187 euros más, que se sumaban a la cifra inicial de 34.629 euros, lo que daba un resultado de 81.816 euros.

Por su parte, la presidenta de la compañía municipal, argumenta que «se le entregó la indemnización correspondiente, pero por un error de la anterior jefa administrativa, hemos acabado pagándole más». Por otro lado, Bonet asegura que «solo pedía lo que me tocaba como trabajador. Nada más. Y, si al final me lo han pagado, es porque el juez ha dictado que mi despido fue improcedente».

Pide 30.000 euros más

Pero la cosa no terminaba así. Bonet también demandaba a la empresa municipal por, según él, no respetar una de las cláusulas que contemplaba su contrato como gerente, en la que decía que la compañía debía avisarle de su cese con una antelación de seis meses. Sin embargo, la empresa lo hizo con quince días. Según la presidenta de la compañía, Paula Varas, «esta cláusula, según mi punto de vista abusiva, tenía que haber quedado derogada, ya que se aprobó una ley que anulaba estas formalidades que tenían un claro objetivo de blindar los contratos de altos cargos, como era el caso del gerente de Tarragona Ràdio».

Por su lado, Bonet argumenta que, para derogar la cláusula en cuestión, habría sido necesaria la comunicación de la aplicación de la ley por parte de un superior, «del secretario o del interventor del Ayuntamiento» durante los dos meses siguientes a la aprobación, apunta Bonet, quien añade que «a mi nadie me dijo nada, por lo que la cláusula sigue vigente».

Cuando Bonet fue cesado del cargo de gerente, la empresa municipal le indemnizó con cerca de 25.000 euros. Ahora, pide 30.000 euros más –aproximadamente–. El juicio por este tema tuvo lugar el pasado lunes y quedó visto por sentencia. Si finalmente el que fue jefe de gabinete de Ballesteros vuelve a ganar, la cantidad que le habrá costado a la ciudad su despido ascendería a más de 130.000 euros. «Muchísimo dinero para las arcas públicas», asegura Varas, quien quiere dejar claro que «le despedimos porque era una empresa que estaba en números rojos y porque queríamos otro rumbo para la radio que, bajo nuestro punto de vista, no iba alineado con su manera de hacer».

Temas

Comentarios

Lea También