Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El conductor de la persecución del sábado en TGN carecía de carnet e iba drogado

Durante la fuga ocasionaron tres accidentes y cuatro personas resultaron heridas
Whatsapp

El conductor que el pasado sábado protagonizó una persecución con la Guàrdia Urbana por diferentes calles de Tarragona –como publicó el Diari en su edición del domingo– carecía de carnet de conducir y dio positivo en el drogotest –en cannabis–. Tarik el M. está acusado de los delitos de conducción temeraria, conducir bajo la influencia de sustancias estupefacientes y sin carnet, además de daños y lesiones por imprudencia.

Por su parte, al acompañante, Dameris Miguel A., se le imputa un delito de resistencia y desobediencia. Inicialmente, los dos fueron detenidos y acusados de los mismos cargos. Sin embargo, a las cinco e la tarde, tras la personación en las dependencias policiales de testigos y víctimas, se puso determinar que quien conducía era Tarik, al volante de un Rover 827, propiedad de su compañera. Ésta se personó en las dependencias policiales para reclamar el vehículo, que le fue entregado. Al parecer, los dos detenidos tienen antecedentes policiales por diferentes motivos.

El inicio

La intervención policial se produjo poco después de las doce del mediodía en la rotonda situada en la confluencia de las avenidas D’Andorra y Catalunya. El Rover, al ver la patrulla de la Guàrdia Urbana, realizó un frenazo de veinte metros para inmediatamente darse a la fuga a gran velocidad.

Durante la persecución, el turismo Rover provocó tres accidentes. En uno de ellos resultaron heridas dos personas, de carácter leve y que fueron dadas de alta poco después.

Un vehículo policial también resultó dañado y sus dos ocupantes –entre ellos el jefe de turno– resultaron heridos, aunque inicialmente no han solicitado la baja laboral. Finalmente, el vehículo con los dos sospechosos fue interceptado en la avenida Ramón y Cajal.

No se han cuantificado los daños causados durante la persecución, tanto en los vehículos como a las señales de tráfico. Y es que algunas fueron arrancadas, como una que se encontraba en la confluencia de la avenida Lluís Companys con la calle Enric d’Ossó.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También