Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El conductor del accidente mortal en Tarragona nunca ha tenido carnet y circulaba bebido

La investigación tendrá que determinar si se puede acusar al joven de 22 años de un delito contra la seguridad del tráfico por conducción temeraria e incluso de dos delitos por homicidio imprudente

Diari de Tarragona

Whatsapp
Un operario de carreteras tomando medidas en la rotonda del T-11, en Tarragona, donde se produjo el accidente, con la valla destrozada a su lado.

Un operario de carreteras tomando medidas en la rotonda del T-11, en Tarragona, donde se produjo el accidente, con la valla destrozada a su lado.

El conductor de 22 años que causó el accidente mortal en la rotonda de la T-11 (y que acabó con la vida de dos chicas de 19 y 27 años) llevaba el coche sin haber obtenido nunca el carnet de conducir y tener una tasa de alcohol de 0,19, han informado hoy Mossos d'Esquadra.

Este alcohol en sangre sería negativo siempre y cuando el conductor tuviera licencia. En este caso, se considera positivo en alcoholemia por carecer del permiso obligatorio para conducir vehículos de esta clase.

La investigación de la Policía Autonómica, que sigue abierta, también ha determinado que el joven no tenía drogas en el organismo, ya que dio negativo en todos los test. El informe toxicológico se ha realizado en el Hospital Joan XXIII, donde continua ingresado en estado grave. Él fue el único superviviente del accidente del sábado 3 de febrero a primera hora de la mañana.   

Mossos tiene claro que el coche circulaba por encima de la velocidad permitida y se estima que el turismoimpactó con el muro interior de la rotonda a  una velocidad de140 kilómetros por hora cuando el límite muchos metros antes está fijado en 40 kilómetros por hora.

Siempre que hay un accidente mortal en la carretera se abre una investigación de oficio que en este caso tendrá que determinar si se puede acusar el conductor de un delito contra la seguridad del tráfico por conducción temeraria o incluso añadiendo a la causa dos delitos de homicidio imprudente (la muerte de las dos jóvenes ilerdenses).

La investigación, que sigue abierta, determina que el joven dio negativo en el test de drogas

En el accidente de tráfico murieron la pasajera delantera y la posterior del vehículo, una chica de Alcoletge (Segrià) de 27 años  (y titular del vehículo) y una vecina de la Lleida, de 19. Al chico lo trasladaron en estado grave en el Hospital Joan XXIII de Tarragona. Los tres venían de celebrar el aniversario de la propietaria del turismo.

El vehículo siniestrado circulaba en sentido Tarragona y colisionó contra el muro protector de hormigón de la rotonda aérea precipitándose por la ladera del talud hasta la A-7. Bombers pudo sacar con vida al conductor. Las dos chicas fallecieron en el acto.

Temas

Comentarios

Lea También