Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Tarragona

El conductor que mató a una ciclista en Vilabella, condenado por ir otra vez sin carnet

En enero fue imputado de nuevo en Cambrils por circular sin permiso. El abogado de la superviviente del accidente del Alt Camp ha pedido al juez de Valls que el hombre ingrese en prisión por el peligro que supone que siga al volante

Àngel Juanpere

Whatsapp
El conductor, cuando pasó a declarar a los Juzgados de Valls por el accidente de Vilabella. FOTO: ACN

El conductor, cuando pasó a declarar a los Juzgados de Valls por el accidente de Vilabella. FOTO: ACN

El hombre que en diciembre de 2016 atropelló mortalmente a una ciclista en Vilabella y dejó a la hora gravemente herida –huyendo de la escena del accidente– sigue conduciendo a pesar de que nunca ha obtenido el carnet de conducir español. Así, el pasado mes de enero la Policía Local de Cambrils lo interceptó al volante. Pero además, en enero del año pasado ya fue condenado por un Juzgado de El Vendrell por el mismo delito. Ante ello, el abogado de la acusación particular del accidente de Vilabella ha solicitado al juez instructor que el hombre ingrese en prisión por el peligro que supone para el resto de conductores. 

El grave accidente se produjo a las 13.20 horas del 12 de diciembre de 2016. Marta y Lidia –compañeras de trabajo en la empresa Dow– habían salido a pasear con sus bicicletas por la carretera TP-2031, que une Tarragona con Santes Creus. Cuando se encontraban a la altura de Vilabella, circulando sentido Tarragona, fueron alcanzadas por detrás por un turismo Ford Focus en un tramo completamente recto. Marta, de 28 años, murió en el acto y Lidia resultó herida muy grave, siendo evacuada en helicóptero al Hospital Joan XXIII de Tarragona. El conductor, lejos de pararse, huyó del lugar. Fue localizado una hora y media después en Vilabella gracias a unos testigos, que alertaron a los Mossos d’Esquadra. 

Los agentes constataron que el conductor del turismo, de 33 años y de nacionalidad colombiana, no tenía carnet de conducir español. Al día siguiente, pasó a disposición del Juzgado de Instrucción 3 de Valls. Aseguró que había dado un volantazo para esquivar a un gato y entonces chocó con las dos ciclistas. La juez, en el auto de puesta en libertad –tiene prohibido salir del país y tiene que ir cada lunes al Juzgado– apuntaba que el acusado se mostraba «conmocionado por las consecuencias de sus actos» y que había pedido perdón a las víctimas. El caso todavía se está instruyendo.

Pero el pasado 23 de enero de 2019, la Policía Local de Cambrils lo interceptó en un control cuando circulaba al volante de un BMW de color gris, por lo que se le abrieron diligencias penales. Dicha información, publicada en el Diari, hizo que el abogado de la acusación particular del caso de Vilabella solicitara el 28 de enero al juez instructor de Valls prisión preventiva porque, a pesar del grave accidente que causó, seguía conduciendo.

El ‘descubrimiento’
Pero además, el abogado descubrió un nuevo dato: el 18 de enero del año pasado fue condenado por el Juzgado de Instrucción 3 de El Vendrell al pago de una multa 960 euros –además de prohibición de conducir– por conducir sin carnet por unos hechos ocurridos dos días antes. Ante ello, el letrado presentó un nuevo escrito el 13 de febrero argumentando que había más circunstancias para pedir la prisión. Ahora, el juez ha solicitado al fiscal y a la defensa que se pronuncien sobre esta petición. 

La joven ciclista que resultó herida en el accidente de Vilabella aseguró que se enteró por unos conocidos de los hechos de Cambrils, que lo habían leído en el Diari, causándole un gran malestar después de lo que le hizo a ella y a su amiga. Estos hechos no le han ayudado a olvidar lo que le ocurrió.

Temas

Comentarios