Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El conseller Germà Gordó asegura que el Fòrum Judicial estará acabado en 2017

El proyecto se licitará antes de verano y en 2016 saldrán a concurso las obras, con un presupuesto inicial de 54,4 millones
Whatsapp
El ministro saluda al alcalde en presencia del decano de los abogados de Tarragona ?a la izquierda?. Foto: Lluís Milián

El ministro saluda al alcalde en presencia del decano de los abogados de Tarragona ?a la izquierda?. Foto: Lluís Milián

El conseller de Justícia de la Generalitat, Germà Gordó, vino ayer a Tarragona para participar en la fiesta anual del Col·legi d’Advocats con un anuncio debajo del brazo: el Fòrum Judicial será una realidad en 2017. Para que ello sea posible, antes de verano se licitará la redacción del proyecto constructivo por un importe de 856.000 euros para hacer lo mismo en 2016 con las obras, con un presupuesto inicial de 54,4 millones de euros, más 2.568.000 para equipamientos. El edificio es más austero del proyectado inicialmente. De todas formas, tendrá 32.102 metros cuadrados, casi el doble que la superficie actual de los ocho edificios judiciales –17.595 m2–. Tendrá cinco plantas más subterráneo y se mantendrán unas zonas de reserva –de entre 2.500 y 3.000 m2– para futuras ampliaciones.

La construcción del Fòrum Judicial se financiará, en parte, con la venta de la actual prisión. De ésta se remodelará una parte para que sea Centre Obert, «algo que tendremos que hablar con el Ayuntamiento y el Departament d’Economia».

Gordó, junto con el ministro de Justicia, Rafael Catalá, asistieron a la fiesta patronal de Sant Raimon de Penyafort en el Col·legi d’Advocats de Tarragona, donde fueron recibidos por el decano, Manuel Albiac. Durante el acto se impusieron togas a los nuevos abogados –siete mujeres y un hombre– y se entregaron las medallas de plata a diez abogados que han cumplido 25 años en la profesión. En nombre de todos ellos, Julio Parellada recordó cómo ha cambiado la profesión y la Justicia en el último cuarto de siglo y pidió a los nuevos letrados «respeto» a todas las personas.

Por su parte, el magistrado del Juzgado de lo Social número 3 de Tarragona, Javier Sánchez Icart, recibió la insignia de plata por su trato hacia los abogados, un reconocimiento extensible a toda la jurisdicción social. Durante 16 años, Icart ejerció de abogado laboralista y desde hace 17 es magistrado.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También