Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El cuestionado disco duro de Inipro

La crónica | Las defensas de dos de los investigados en la causa disponen desde ayer de una clonación del dispositivo que contiene miles de correos. Quieren determinar si su procedencia es lícita o si ha sido manipulado.

Àngel Juanpere

Whatsapp
El 9 de octubre de 2015 se registró el Ayuntamiento en busca de este disco duro. No se halló. FOTO: LLU�S MILI�N/DT

El 9 de octubre de 2015 se registró el Ayuntamiento en busca de este disco duro. No se halló. FOTO: LLU�S MILI�N/DT

¿Qué contiene exactamente el famoso disco duro del caso Inipro? o ¿Cómo lo obtuvo el trabajador del Institut Municipal de Serveis Socials (IMSST) antes de entregárselo a la Guardia Civil? Son algunas de las cuestiones que tratarán de desvelar los dos abogados defensores que en su día solicitaron una copia de dicho dispositivo de almacenamiento de datos. Desde ayer ya disponen de dicha información, que tratarán de analizarla y ver si puede tener un origen ilícito o se ha manipulado para solicitar que se descarte como prueba de cargo.

Durante la investigación judicial, antes de que el caso saliese a la luz, uno de los objetivos del juez era localizar un disco duro que contenía supuestamente un mensaje de correo electrónico que el entonces gerente del IMSST, Antonio Muñoz, había intercambiado con Inipro antes de la formalización de la invitación al procedimiento negociado sin publicidad. Cuando la comisión judicial entró en el Ayuntamiento de Tarragona el 9 de octubre de 2015, uno de los objetivos era localizar el dispositivo.

Precisamente, uno de los testigos vinculados al caso encontró varios meses después, «por casualidad», dicho disco duro y se lo entregó a la Guardia Civil, que a su vez se lo hizo llegar al juez. El magistrado, el 25 de febrero del año pasado, decidió incoar una pieza separada y declararla secreta mientras los agentes trataban de descifrar el contenido.

Para la defensa, dicho disco es esencial porque no sólo puede contener información en contra de los procesados –como sostiene el juez–, sino todo lo contrario, aquella que sea beneficiosa para los intereses de los encausados y que no haya salido a la luz.


La selección de Inipro
Para el magistrado Joaquín Elías Gadea, del resultado de las investigaciones se desprende «al parecer» que el IMSST no seleccionó a la empresa Inipro por ser la que presentaba la oferta más ventajosa para prestar el servicio contratado. Al contrario, «sospecho que el proceso debió ser a la inversa: ante la necesidad de contratar a determinadas personas cercanas al partido, se buscó una sociedad que pudiera llevar a cabo esta empresa, dándole la apariencia de una contratación pública».

Tanto la defensa de Antonio Muñoz como la de Alejandro Caballero –trabajador contratado por Inipro y afín al PSC– solicitaron al juez instructor una copia de dicho disco duro. Finalmente el magistrado accedió a ello. El pasado jueves, los dos letrados, la Policía Judicial de la Guardia Civil y el letrado de la Administración de Justicia acudieron a uno de los despachos del Juzgado de Instrucción número 1 para proceder al clonado del disco duro. Pero se encontraron con una sorpresa: pasar la información del disco duro externo a otro se llevaba 15 horas, por lo que se optó por volver ayer por la mañana para disponer del dispositivo.

Las defensas querían dicho disco duro para tratar de rebatir dicha prueba, de cuestionar sobre cómo se ha obtenido y si realmente ha sido manipulado. Aseguran que se pueden saber muchas cosas con un buen análisis. También analizarán el contenido de los miles de correos para ver si hay aspectos que les puedan favorecer.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También