Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El desvío de camiones de la N-340 a la autopista AP-7 continúa sin fecha

Diari de Tarragona

Whatsapp

La prometida medida de desviar los camiones que ahora circulan por la carretera N-340 a la autopista AP-7 mediante una bonificación en Tarragona continúa sin tener una fecha concreta, aunque se sigue trabajando en esta solución «compleja», según expuso ayer el delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo, en una visita a Tarragona.

Millo contradijo al diputado del PDeCAT por Tarragona y exalcalde de Tortosa, Ferran Bel, que sostiene que estaba pactado que el pasado 1 de enero debía entrar en vigor este acuerdo para combatir la siniestralidad de la N-340 en Tarragona.

«No hay ningún acuerdo firmado», dijo Millo, y la fecha del 1 de enero obedece a «la expresión de una voluntad» y no a un plazo fijado para obligar a los camiones a abandonar la N-340 a cambio de bonificaciones al 50% en la autopista AP-7.

El delegado del Gobierno insistió en que se sigue trabajando en este desvío –que será voluntario desde Castellón y obligatorio de Tarragona a Vilafranca (Barcelona)–, pero que es complejo al implicar esta medida a diversas administraciones y a la concesionaria de la autopista.

A efectos comparativos, el delegado del Gobierno en Catalunya recordó que «en La Rioja se tardó diez meses» en aplicar la misma medida.

A preguntas de los periodistas, Millo justificó que allí la bonificación es del 75% porque el gobierno autonómico también contribuye a financiar esta solución, que en el caso tarraconense asciende a 100 millones de euros.

Según Millo, «el acuerdo con la concesionaria está cerrado y las relaciones con la Generalitat tampoco son un problema», pero «hay unos trámites administrativos que necesitan sus plazos».

En paralelo, el delegado adelantó que, según conversaciones recientes con la Generalitat, esta administración estaría predispuesta a hacer una aportación adicional de recursos económicos para incrementar la tasa de bonificación a los vehículos pesados, un extremo que, sin embargo, fue desmentido por técnicos de la Generalitat.

La polémica por el desvío de camiones se produce después de que la semana pasada se registrara un accidente en L’Arboç en el que fallecieron tres vecinos del municipio al chocar su coche con un camión en la N-340.

Las declaraciones de Millo se enmarcan en la visita de trabajo que realizó ayer a Tarragona, donde visitó la Comandancia de la Guardia Civil, la nueva embarcación de intervención rápida de Salvamento Marítimo y el remolcador Punta Mayor. 

Temas

Comentarios

Lea También