Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El diluvio inunda barrios, corta carreteras y arranca árboles en diferentes puntos de Tarragona

Vecinos de la calle Smith se plantean interponer una demanda colectiva contra el Ayuntamiento por las deficiencias del alcantarillado

ACN

Whatsapp
FOTO: ACN

FOTO: ACN

Las intensas lluvias que han caído este domingo en la ciudad de Tarragona, con registros de más de 100 litros por metro cuadrado, han vuelto a afectar el barrio del Port.

Esta zona ya acumuló numerosas incidencias el pasado martes a raíz de otra intensa tormenta. Este lunes la zona ha afectado de nuevo a locales, bajos, parkings y vehículos, a pesar de que las afectaciones han sido menores.

Riu Francolí. FOTO: ACN

La indignación entre los vecinos va en aumento y hay que se plantean interponer una demanda colectiva contra el Ayuntamiento por las deficiencias del alcantarillado. El temporal ha hecho que el río Francolí baje más caudaloso que de costumbre y ha dejado incidencias en todo el Camp de Tarragona.

En la calle Smith este domingo por la noche se acumuló más de medio metro de agua y este lunes los vecinos y comerciantes han tenido que embarrarse de nuevo para limpiar sus propiedades.

Vídeo del agua bajando las escaleras de la calle Cuba

“Esto pasa cada vez más a menudo y reclamamos que haya una solución definitiva”, ha explicado Vanessa Pont, que tiene un taller familiar en la calle. En el interior de este establecimiento el agua llegó a una altura de unos 60 centímetros y ahora tendrán que tirar muy material a la basura.

Una vecina del número 28, Lucila Rodríguez, ha explicado que anoche el agua le llegaba hasta las rodillas, que la escalera se ha llenado “de mierda” y que el ascensor se ha vuelto a quedar fuera de servicio. Esta tarraconense ha apuntado que unos cuántos vecinos se están agrupando para hacer una demanda colectiva y ha ironizado que las aseguradoras quizás los harán “un dos por uno”.

Párking en la calle Smith. FOTO: ACN

Y es que los problemas de inundaciones se están convirtiendo en habituales cada vez que llueve en la zona. El alcantarillado no mujer al alcance y el agua de la lluvia se mezcla con aguas fecales. A raíz de la tromba de agua del pasado martes, por ejemplo, una máquina retiró durante tres días hasta 800.000 litros de agua acumulados del interior de un párking de la calle Castaños. Este lunes, pero, el aparcamiento sólo presenta algunos charcos. 

Como la semana pasada, el agua también ha entrado a los vehículos estacionados en la calle. La mayoría se ponen en marcha, pero algunos tendrán que pasar por el taller. Un mecánico que vive en la zona, Toni Puente, daba esta mañana un golpe de mano a los residentes afectados. “El agua ha inutilizado los elementos electrónicos y ha malogrado la centralita. Habrá que gastar mucho dinero para repararlo”, ha explicado mientras inspeccionaba uno de los turismos dañados. Puente también ha exigido soluciones porque “no puede ser que un barrio se inunde cada dos por tres”. 

Dos hombres mirando el motor de un vehículo afectado por la lluvia. FOTO: ACN

Según ha informado el Ayuntamiento, hacia las 21.45 horas de este domingo se cortó el acceso al tráfico en el polígono Francolí y a los puentes de acceso al Serrallo por la acumulación de agua. La circulación se ha restablecido progresivamente a lo largo de la madrugada. La avenida del President Tarradellas también ha sido cortada durante varias horas. Durante toda la noche se ha tenido constancia del levantamiento de tapas del alcantarillado a diferentes zonas de la ciudad como las calles Real, Castaños, Comerç, Zamenhoff, Francolí, Beethoven, Bloc Uruguay y Estanislau Figueres. 

Antes de las una de la madrugada se ha recibido el aviso de la caída de parte de un muro de contención a la acera en la calle Mestre Benaiges.

Al poco de las cinco de madrugada se ha tenido constancia de la aparición de un agujero a la acera del paseo de la Independència. La vía se señalizó para evitar incidencias. También se tiene constancia de la caída de árboles a las calles Ritort y Faus y Santa Joaquima Vedruna. Esta mañana se están retirando árboles caídos en las calles Baix Camp y al Vial J. Bryant, que han comportado afectaciones al tráfico.

Además, este lunes por la mañana técnicos del Instituto Municipal de Educación se han desplazado en las escuelas Poniendo, Prácticas y Tarragona, donde se ha detectado presencia leve de agua. A pesar de todo, las clases han empezado con normalidad en todos los centros, según el Ayuntamiento. 

Incidencias en Reus, Salou y Cambrils

Después de las trombas de agua de la semana pasada, Salou (Tarragonès) ha registrado menos incidencias a raíz de las últimas lluvias. Este domingo el barranco de Barenys bajó con bastante cantidad de agua y se desbordó porque no la pudo absorber.

Agua acumulada en una calle de Reus. FOTO: ACN

Aún así, la riera estaba limpia del último aguacero y los vecinos, prevenidos, por lo cual no ha habido ningún vehículo afectado por agua o barro. Los trabajos de limpieza se han centrado en el barrio de la Salud.

Barranco de Barenys de Salou. FOTO: Carmina Marsiñach

En Reus, este domingo por la noche se registraron varias acumulaciones de agua que obligaron a cortar algunos viales de forma temporal. A la avenida de Marià Fortuny con el Camí de Tarragona, inundado, se tuvo que dar paso alternativo durante unas horas; a la avenida de Josep Pla quedó un vehículo atrapado por el agua, como también pasó en la calle de la Cámara de comercio; o la rotonda de la autopista a la T-11, que quedó llena de agua. 

Almacén de Salou repleto de agua. FOTO: ACN

Por otro lado, en la calle de Josep Maria Prous y Vila se ha producido un incidente cuando han salido chispas de unos cables eléctricos aéreos y una dotación de Bomberos se ha hecho cargo de la situación. Algunos grupos semafóricos también se han visto afectados por las trombas de agua y han interrumpido el servicio a la avenida de Salou con la calle de padre Josep Paniello y en la avenida de Pere el Ceremoniós con Jaume I.

En Cambrils, el vado de la Riera de Maspujols continúa cortado este lunes por la mañana a la altura del camino de Vilafortuny y del barrio del Molí de la Torre porque continúa bajando agua y barro. Se da la circunstancia que el domingo por la noche ya había llovido más de 100 litros por metro cuadrado en la cordillera de la Mussara, cabecera de este barranco que termina en Cambrils, y la acumulación de agua hace que todavía no haya cesado del todo. 

Además de esto, al municipio, donde se recogieron cerca de 46 litros por metro cuadrado alrededor de las ocho del anochecer, la intensidad de lluvia hizo que puntos bajos del municipio quedaran inundados. Es el caso de los puentes y pasos inferiores a la vía del tren o la avenida Diputació.

Un pino de una gran altura que cayó a la calzada a la calle de las Quetgles hizo que la policía local tuviera que cortar la circulación. También se produjo el desplazamiento de varios contenedores de recogida de basura por la fuerza del agua y el alumbrado público de la ciudad dejó de funcionar en puntos del barrio del Prat d'en Forès.

A partir de las nueve del anochecer, cuando el agua frenó, y con el funcionamiento de las bombas extractores de la red pluvial, la mayoría de inundaciones desaparecieron.

En el Priorat, concretamente en Pradell de la Teixeta registró 18 llamadas al 112 hasta las 23 horas. La incidencia más destacada ha sido un desprendimento de un margen de piedra seca de la carretera que va hacia la Torre de Fontaubella. El derrumbe ha ido a parar a uno de los carriles de la carretera, que ha quedado bloqueado.

Bajos y garajes afectados en Valls

En el Alt Camp y la Conca de Barberà, a pesar de haberse registrado más de 100 litros por metro cuadrado de precipitación acumulada en las últimas 24 horas -hasta las 10 horas-, las incidencias han sido menores.

En Valls ha habido algunos bajos y garajes afectados. La carretera de Montblanc, que atraviesa la ciudad, se tuvo que cortar al tráfico. A primera hora de este lunes ya se ha reabierto. También quedó afectada la carretera de Aiguamúrcia, por donde discurre el río Gaià, que iba cargado de agua y llegó a superar la calzada, sin mayores consecuencias que vegetación por tierra y algún contenedor desplazado.

En Santa Coloma de Queralt, en la Conca de Barberà, se han registrado 115 litros por metro cuadrado y en la capital de comarca, Montblanc, 107. Todo y la cantidad de lluvia acumulada, en la Conca no ha habido ningún desperfecto remarcable, según han confirmado fuentes del Consell Comarcal. 

Cortes en el Baix Penedès 

En el Baix Penedès, la acumulación de agua en El Vendrell ha provocado el corte de tráfico en la Riera de la Bisbal a su paso por el núcleo de Sant Salvador, con algunas inundaciones a las calles cercanas en el espacio natural de las Madrigueres.

En el núcleo del municipio, también se ha interrumpido el tráfico a la altura del torrente de Lluc con la riera de Sant Salvador, y durante la noche la Policía Local ha tenido que cortar el paso bajo la vía del tren que hay cerca de la Riera de la Bisbal.

En estos dos últimos casos, las brigadas de limpieza tienen previsto trabajar en la zona toda la mañana por desbrozar los restos de árboles arrastrados por el temporal. En el municipio del Montmell han caído hasta 133 litros por metro cuadrado.

Temas

  • Lluvia
  • meteorología

Comentarios

Lea También