Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Seguridad

El dron: un aparato para la Policía del futuro

Una treintena de agentes de diferentes cuerpos policiales asistieron ayer a una conferencia sobre utilidades de dicho aparato y cómo perseguir su mal uso 

Àngel Juanpere

Whatsapp
Los agentes Francisco y Juan dieron una clase práctica con un dron profesional DJI Inspire 1, con cámara. FOTO: Lluís Milián

Los agentes Francisco y Juan dieron una clase práctica con un dron profesional DJI Inspire 1, con cámara. FOTO: Lluís Milián

Si el dron está presente cada día más en la sociedad también lo está en el ámbito policial, tanto a la hora de servir de instrumento de apoyo para la propia actividad de los agentes como a la hora de perseguir determinadas conductas antirreglamentarias de los dueños de estos artilugios. ¿Cuál fue el precursor del dron?, ¿qué es realmente un dron? o ¿cómo sancionar a una persona que lo usa de forma incorrecta? Éstas y otras muchas preguntas encontraron respuesta en una conferencia sobre este tipo de aparatos que dieron ayer dos agentes de la Guàrdia Urbana de Tarragona –Joan y Francisco– así como un piloto comercial ante una treintena de policías de todos los cuerpos policiales e incluso agentes rurales.

La charla fue organizada por el sindicato CSIF con la colaboración de la Guàrdia Urbana de Tarragona y el Port,

Primero se explicaron nociones generales sobre la normativa y la segunda parte, mucho más específica, iba encaminada a la operativa ante un uso irregular del aparato.

Los drones no son sólo estos aparatos con pinta de juguete que se ven volando como si fuera un autodirigido. Dicha denominación se extiende a todos aquellos artilugios no tripulados. Por ello pueden ser de diferente tipología: aéreos, marinos, submarinos e incluso espaciales. Para saber el precursor de un dron hay que remontarse al año 1826, cuando un globo aerostático lanzó bombas sobre Venecia.

Han transcurrido dos siglos y los artilugios se han ido perfeccionando. Ahora los hay de diferentes tipos, según la energía que los propulsa: eléctricos –con batería–, gasolina o híbridos. También se pueden catalogar según su configuración mecánica: ala fija, multirrotor, hélice o híbrido.

Trabajo policial

Cómo tienen que rellenar los agentes el formulario de denuncia estandarizada que tiene la Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA), así como el catálogo de infracciones, fue una parte de la clase en la que los agentes se mostraron quizás más interesados porque incide directamente en su quehacer profesional. Es que cada vez más los agentes de las Guardias Urbanas y Policías Locales tienen que intervenir para perseguir el mal uso que se realiza de estos aparatos. 

Joan comentaba al Diari que sólo durante el pasado verano la Guàrdia Urbana de Tarragona multó a tres ciudadanos por haber cometido dos infracciones: sobrevolar sobre un gran número de personas y volar dentro del CTR (área de influencia de la torre de control). Sobre la primera infracción, los drones no pueden volar por encima de multitudes per una cuestión de seguridad.

Sobre la segunda, no lo pueden hacer a menos de 15 kilómetros de un aeródromo que tenga torre de control –como es el caso del de Reus–. Dos de los casos se produjeron en la playa del Miracle y uno, en la de la Savinosa. La sanción para las personas físicas van de los 60 a los 225.000 euros, mientras que para las jurídicas pueden llegar a los 4,5 millones.

Finalmente se explicó cómo el dron puede incorporarse a las tareas policiales –como tiene la Policía Nacional, la Guardia Civil e incluso la Policía Local de Benidorm–. Joan recuerda que en 2015 se presentó un proyecto a la Guàrdia Urbana de Tarragona para utilizar un dron para tareas policiales, sin que haya habido respuesta oficial.

Temas

Comentarios

Lea También