Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

«El encarcelamiento de los Jordis nos ha cohesionado»

Los líderes de Òmnium y la ANC en Tarragona, Rosa Maria Codines y Gilbert Frigola, explican al Diari la situación en la que se encuentran las entidades tras un año con sus referentes en prisión 

Octavi Saumell

Whatsapp
Rosa Maria Codines y Gilbert Frigola, la pasada semana, en la Rambla Nova de Tarragona. FOTO: Alba Mariné

Rosa Maria Codines y Gilbert Frigola, la pasada semana, en la Rambla Nova de Tarragona. FOTO: Alba Mariné

Ayer se cumplió justo un año desde que Jordi Sànchez y Jordi Cuixart entraran en prisión. 366 días después de la decisión de la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela de encarcelarlos preventivamente por presuntos delitos de rebelión y sedición durante las protestas del 20 de septiembre de 2017, los representantes de Òmnium Cultural y de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) en Tarragona resaltan el sentimiento de «impotencia» que tienen.

En un encuentro organizado por el Diari, Rosa Maria Codines (Òmnium) y Gilbert Frigola (ANC) enfatizan, asimismo, que la «injusticia» que viven las entidades soberanistas «nos ha cohesionado aún más para poder tirar hacia adelante y lograr que sean excarcelados».

Los líderes tarraconenses de las entidades soberanistas quisieron encontrarse en el Monument dels Castells de la Rambla Nova de Tarragona para escenificar que, pese al mal momento por el que pasa el independentismo en el Parlament de Catalunya –con la crisis abierta entre Junts per Catalunya y ERC y el distanciamiento de la CUP–, «es el momento de fer pinya, ir juntos y, si alguien se cae, no culpabilizar a nadie y volver a tirar hacia arriba. No hay otra solución», sentencian los dos representantes sociales.   

«Era inimaginable»

«Nunca me lo hubiera podido imaginar. Es surrealista que lleven tanto tiempo encerrados, es inexplicable», afirma Codines sobre la situación que viven los Jordis, quienes primero estuvieron ocho meses en el centro penitenciario de Soto del Real y que, desde julio, se encuentran en Lledoners (Sant Joan de Vilatorrada).

Pese al reciente acercamiento, la presidenta de Òmnium Tarragonès reconoce que «el día a día nos lleva a normalizar la situación, pero de vez en cuando me paro y pienso: ¿qué han hecho? Cómo es posible que lleven un año sin libertad?». La máxima representante de la entidad cultural  lamenta que «lo que quiere el Estado es que reculemos, pero no lo lograrán.

Tenemos la ilusión y la esperanza intactas», resalta Codines, quien reconoce que, con el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez (PSOE), «la situación parece que se ha suavizado», ya que hace un año «llegamos a temer por nuestra ilegalización». En este sentido, recuerda que «ni con Franco nos encarcelaron al presidente». 

Sobre ello, Frigola discrepa. «El PSOE hace lo mismo que el PP y Cs, pero lo dicen de una forma menos agresiva. Nosotros tenemos a todos nuestros expresidentes en prisión», afirma en referencia a la privacidad de libertad que sufren Jordi Sànchez y Carme Forcadell, esta última en la prisión de Mas d’Enric desde el pasado mes de julio. «Jordi no fue encarcelado por ser diputado, sino por ser presidente de la ANC», especifica Frigola, quien teme que su entidad «está en el punto de mira».

«¿Qué tumulto?»

El coordinador de la ANCen Tarragona reivindica el «talante pacifista» de Jordi Sànchez. «Le conozco desde hace cuatro años. Su voluntad es la de debatir y escuchar siempre bajo la premisa de violencia cero. Cuando lo encarcelaron no me lo creía», recuerda Frigola, quien el 16 de octubre de 2017 «estaba en casa realizando obras hasta que oí las cacerolas. En ese momento fui consciente de que la jueza hizo lo que nadie esperaba. ¿Qué tumulto provocó?», se pregunta.

Por su parte, Codines conoce bien a Cuixart desde su etapa como tesorero de Òmnium. «Entró con Muriel Casals en 2010. Es una persona que tiene un mensaje muy claro y directo, que se hace escuchar. Cuando Muriel se fue de diputada tuvimos a Quim Torra, y rápidamente vino Jordi». Como curiosidad, Codines recuerda que, en 2016, «vino al acto por los ochenta años de Olga Xirinacs». Desde que está en prisión, Codines no lo ha podido visitar. «Sí que he estado con las hermanas», indica la líder de Òmnium, quien asegura que la entidad ha pasado de los 600 socios en la ciudad «a los más de 3.000». 

Frigola tiene claro que «ahora nuestro trabajo es cuidarles y cerrar filas con ellos y sus familias. Entre todos debemos lograr que se acabe la injusticia», y hace una apelación «al diálogo y a la empatía» entre las fuerzas soberanistas con representación parlamentaria. «La unidad del pueblo es más que evidente, como ya se ha demostrado en el último Onze de Setembre o en las elecciones del 21 de diciembre. Ante momentos clave, siempre han aparecido tensiones, pero siempre las hemos superado. Y lo volveremos a hacer», señala.

A su lado, Codines es más escéptica sobre el juego que llevan a cabo Junts per Catalunya, ERC y la CUP justo un año después de las primeras encarcelaciones. «No entiendo nada de las estrategias políticas, me superan», reconoce a la vez que se muestra «convencida» de que «la fuerza y la ilusión del pueblo independentista está intacta, como siempre. Es el momento de que la pinya esté más fuerte que nunca», resalta mirando el monumento de la Rambla Nova.   

Temas

Comentarios

Lea También