Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El enfermo de coronavirus tipo en Tarragona: mujer de entre 50 y 60 años

La Covid-19 afecta a un perfil más joven en el Ebre. Personas de entre 70 y 80, también en el foco. El Vendrell es la zona con más casos, pero lejos de la gravedad general catalana

Raúl Cosano

Whatsapp
En la provincia la franja con más afectados es la de 50-59 años, muy seguida de la de 70-79. FOTO: Pere Ferré

En la provincia la franja con más afectados es la de 50-59 años, muy seguida de la de 70-79. FOTO: Pere Ferré

La información fluye y cambia a cada momento y está sujeta a variaciones, pero los datos que la Generalitat puso ayer a disposición pública permiten hacer, por primera vez, una aproximación al perfil del enfermo en la provincia. Hasta el momento, la Covid-19 afecta en Tarragona más a las mujeres que a los hombres –algo que también ocurre a nivel global en Catalunya– y se ceba especialmente con los mayores de 50 años pero también con personas de 70, al menos a juzgar por los datos hechos públicos a partir de los resultados de los tests elaborados.

A nivel provincial hay dos franjas especialmente afectadas: de entre 50 y 59 años y de 70 a 79. Aglutinan unos 200 casos de los casi 500 registrados por Salut y el Departament d’Acció Exterior, Relacions Institucionals i Transparència en esta aplicación, que ofrece unos datos inferiores a los que publica la Generalitat a diario porque no tienen en cuenta aquellos positivos que no se han podido identificar según su lugar de residencia. 

Menores de 20, muy escasos

Según la fotografía de ayer –el balance puede haber cambiado con el paso de las horas–, en la franja de 50-59 había 102 personas en la provincia, por las 98 de la de 70-79, con una situación prácticamente de equilibrio. En un tercer escalón se hallan los que tienen entre 60 y 69 años. El recuento ahí es de 70 infectados. 

La incidencia baja en los dos extremos de esta pirámide según las edades: la afectación se reduce entre los menores de 50 pero también a partir de los 80 años, a pesar de que es donde puede haber más pacientes de riesgo y una mortalidad más elevada. En menores de 20, la estadística de afectación es poco relevante. En conjunto, la estadística, teniendo en cuenta sus variables, muestra por lo general que a partir de los 40 y sobre todo de los 50 existe un mayor riesgo de infección o, al menos, de provocar una sintomatología más marcada que precise un seguimiento sanitario y la realización de los oportunos tests. 

Riesgo a partir de los 50

Por regiones sanitarias, la tendencia es similar. En el Camp de Tarragona también hay más mujeres enfermas que hombres y son los septuagenarios los que más riesgo corren, porque esa franja (70-79) aglutina el mayor número de casos registrados, aunque muy cerca le siguen los de 50 a 59. 

Este nuevo coronavirus afecta a más jóvenes en las Terres de l’Ebre, donde igualmente las mujeres aparecen como las que más lo sufren. La media de edad se rebaja ostensiblemente y se sitúa en los 50-59 años, además con notoria diferencia respecto a las otras franjas, si bien es verdad que los datos son más reducidos en las comarcas ebrenses y eso obliga a tomar con cautela toda aproximación estadística. También hay que tener en cuenta que la actualización es constante y que los datos pueden variar de un momento a otro.

El aluvión de estadísticas también permite hacer una aproximación geográfica y atisbar el reparto desigual de los casos y una realidad también constatada aquí: a pesar de la extrema gravedad de la situación, la ausencia de focos importantes ha permitido hasta ahora que la provincia sea la menos afectada de toda Catalunya y en la distribución municipal por mapas también se percibe. 

Catalunya, en peor situación

El Vendrell aparece como el área básica de salud con un mayor número de casos: sus 48 positivos oficiales –siempre según la nueva aplicación de la Generalitat– colocan la tasa estandarizada en 101,1 por cada 100.000 habitantes, solo superada por el área de Cubelles y Cunit (una tasa de 119,6). Nada que ver con las situaciones bastante más complicadas que se dan en otras comarcas catalanas como Balaguer (con una tasa el triple de alta, de 326), Olot (258), Salt  (282), Viladecans (456) o Igualada, donde sus áreas básicas de salud registran más de 600 casos por 100.000 habitantes, según la tasa estandarizada que sirve apra comparar territorios. Los grandes núcleos de población en la provincia aparecen por debajo de esa tasa de 100, si bien se acercan algunas áreas de Tortosa, que rondan una tasa del 90, o también el área básica de Valls Urbà, con una cifra próxima a 100. 

El conseller de Acció Exterior, Relacions Institucionals i Transparència, Bernat Solé, recalcó que «tenemos el compromiso y la obligación como Govern de ofrecer el máximo de datos a la ciudadanía, también en relación con la crisis sanitaria que vive nuestro país». Por su parte, la consellera de Salut, Alba Vergés, manifestó que «los datos abiertos son un ejercicio de transparencia absolutamente necesario para que la ciudadanía pueda conocer cómo evoluciona la epidemia». 

Temas

Comentarios

Lea También