Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El enorme éxito de los estudiantes de FP en Tarragona

El nivel de inserción laboral de los estudiantes de formación profesional en Tarragona supera a la media de Catalunya. Hay más trabajo tanto para los de grado medio como de superior

Norian Muñoz

Whatsapp
Ayer terminó la Fira Camins d’FP donde 41 centros mostraron sus estudios.

Ayer terminó la Fira Camins d’FP donde 41 centros mostraron sus estudios.

El 77%, casi ocho de cada diez alumnos que terminaron un grado de formación profesional dual en las comarcas de Tarragona, encontraron trabajo después de terminar los estudios. Concretamente, el 67,35% de los graduados en el curso 2015-2016 estaba trabajando el año pasado y el 9,52%, estudiando y trabajando.

Es una de las muchas buenas noticias que dejaba ayer el estudio de Inserció Laboral dels Ensenyaments Professionals que realizan conjuntamente el Departament d’Ensenyament y las Cambras de Catalunya.

Uno de los valores del informe, que se ha hecho durante 11 años seguidos, es que no se trata de una encuesta al uso, en la que se elige una muestra, sino que se hace un sondeo entre todos los graduados (el 69% responde). De hecho, Josep Maria Soler, coordinador territorial de Formación Profesional, reseñaba que los datos también se corresponden con la recuperación económica.

El informe fue presentado durante la celebración de la Fira Camins d’FP, que reunió el jueves y el viernes a 41 centros educativos e instituciones del territorio.

Aunque destacan los datos de la FP Dual (una modalidad en la que la formación se realiza en régimen de alternancia entre el centro educativo y la empresa), en general todos los ciclos de grado medio (CFGM) y de grado superior (CFGS) han mejorado en su inserción. 
La encuesta en las comarcas de Tarragona fue respondida por 2.114 exalumnos y en el caso de los de grado medio el 39% trabajan o estudian y trabajan  (35% el año anterior). En este grupo tiene un peso importante el número de los que siguen estudiando: 49%.

Entre los de grado superior el 63% trabaja (o estudia y trabaja) y el 25% sigue estudiando. Esa es, justamente, una de las tendencias que más se observa el último año: hay menos alumnos que siguen formándose porque entran en el mercado laboral.
Química, donde hay más empleo

No obstante, la inserción no es igual en todas las familias profesionales. En el caso de Tarragona el grupo con mayor inserción laboral es el de química, donde había más de un 70% de exalumnos trabajando y hay menos de un 5% buscando empleo. 

Siguen en nivel de inserción los estudios de imagen y sonido, de comercio y márketing, hotelería y turismo e industrias alimentarias, todos con un 60% de exalumnos trabajando. 

Por contra, los alumnos con menos inserción pero que, a su vez, tienen un porcentaje más importante de alumnos que continúan estudiando, son los de las familias de artes gráficas y edificación y obra civil.

Por género, también hay ciertas diferencias: un 44,32% de los hombres estaban trabajando frente a un 38,22% de mujeres, unos datos que podrían tener que ver con la elección de los estudios, ya que los ciclos relacionados con la industria, donde hay mayor inserción, están dominados por los hombres.

Cuando se les preguntaba la vía por la cual habían sido contratados, el grupo más grande, el 33%, se había quedado en la empresa en la cual había hecho prácticas. Entre los de grado superior, además, un 15% había encontrado trabajo gracias a la bolsa de trabajo de su centro.

Contratos a tiempo parcial

El tipo de contratos que obtienen los alumnos en la mayoría de los casos son temporales, 70% en los  CFGM y 67% en CFGS. Con todo, apuntaba Soler, también va en aumento el número de contratos indefinidos respecto a otros años.

En lo que se refiere a la remuneración, un 40,37% de los graduados de CFGS cobra entre 900 y 1.200 euros; un 23%, de 1.200 a 1.500€, y otro 23%, de 1.500 € en adelante.

Respecto a los motivos por los que no estaban trabajando los que estaban en plena búsqueda de empleo, el principal motivo era la falta de ofertas laborales adecuadas a la formación y, en segundo lugar, la falta de experiencia.

La encuesta también demostró que más del 70% considera que hay relación entre su trabajo y su nivel formativo.

Temas

Comentarios

Lea También