Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El expolio arqueológico y el ánfora robada en Tarragona

La Guardia Civil detiene a cuatro personas y recupera más de 3.700 restos en las provincias de Málaga y Córdoba. Entre las colecciones ilegales se encuentra este bien romano localizado en la ciudad

Diari de Tarragona

Whatsapp
Algunas columnas se vendieron para decorar un jardín de un hotel de Andalucía.

Algunas columnas se vendieron para decorar un jardín de un hotel de Andalucía.

La Guardia Civil ha detenido un total de cuatro personas y ha intervenido más de 3.700 restos arqueológicos en Málaga, Córdoba y Tarragona, donde se localizó un ánfora. Hay nueve personas más investigadas, señalan las mismas fuentes.

El valor económico de las piezas en el mercado negro superaría los 500.000 euros, a pesar de que el valor histórico es incalculable, según los peritos.

El material recuperado comprende diferentes épocas: Prehistoria, Íberos, era romana, medieval y visigoda. Destaca una escultura togada femenina de la época romana, similar a las del Teatro Romano de Mérida.

La operación 'Colum' empezó en diciembre del 2016, cuando se detectaron en Ronda (Málaga) varios restos de origen romano, que eran similares a los que existían en la antigua ciudad romana de Acinipo (ahora Ronda) en el siglo I y otras situadas en la zona del término municipal de Cabra (Córdoba).

Se constató que piezas similares (columnas) habían sido adquiridas a varios anticuarios de la provincia de Málaga y estaban siendo utilizados como decoración en unos jardines de un hotel.

Los investigadores constataron que los anticuarios habían confeccionado documentos fraudulentos de cesión y compraventa con el objetivo de esconder la ilegalidad de las piezas con las que se estaba traficando comercialmente. Estos restos son bienes de dominio público. 

Anticuarios habían confeccionado documentos fraudulentos de cesión y compraventa

Una vez identificada la procedencia de las columnas, se registró el domicilio de uno de los anticuarios en Antequera (Málaga), donde se encontraron otras 60 piezas más.

También se inspeccionaron a otros anticuarios a la misma localidad y también en Marbella, Estepona (Málaga) y Cabra (Córdoba), donde se intervinieron dos piezas más. También se constató que uno de los anticuarios de Antequera tenía un pequeño museo completamente ilegal porque no tenía ningún permiso. Allá se encontraron 42 piezas más. 

En paralelo, se inició la operación 'Patred', puesto que los investigadores detectaron que existía un tráfico ilegal de material arqueológico a través de Internet. Se intervinieron 436 piezas en Torremolinos, 3.166 en Lucena, 1 ánfora en Pizarra y otra a Tarragona. 

El expolio de estas piezas ha provocado la destrucción total o parcial del yacimiento. El material recuperado fue trasladado al Museo de Antequera para su custodia, conservación y peritación. Un técnico de la Junta de Andalucía las analizó. 

Los detenidos e investigados han pasado a disposición judicial por los delitos de receptación de material arqueológico procedente de expolio y de tráfico ilegal de bienes arqueológicos pertenecientes al Patrimonio Histórico.

Temas

Comentarios

Lea También