El falso tiroteo en Tarragona que puso en alerta máxima a los Mossos

Un vecino de la calle Riu Llobregat aseguró que había oído varios disparos desde su piso y la vecina llamó al 112. Resultó ser todo una falsa alarma

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: CME

FOTO: CME

A las 10.45 horas de este domingo, la centralita del 112 recibía una llamada. La mujer que estaba al teléfono explicaba desde su barrio, Campclar, que un vecino suyo le había asegurado haber oído disparos y la vecina no dudó en transmitir la amenaza para poder hacer frente a ella.

Mossos consideró que la llamada era fiable y activó todos sus recursos para neutralizar esta posible amenaza. Se hablaba de una persona atrincherada y con un arma de fuego en su poder.

El dispositivo cortó la calle y sitió el edificio donde habría la persona con el arma de fuego y que supondrá una amenaza real. Sin embargo, nada hacía pensar que alguien quería disparar indiscriminadamente hacia ningún lado.  

Tras investigar el origen de la llamada y el origen de la fuente que aseguraba haber oído disparos, Mossos comprobó que aquello era una falsa alarma y que el origen de la información no era creíble, puesto que la persona ya es conocida por haber realizado otras llamadas de estilo similar al 112 y según parece estaría bajo algún tratamiento médico.

Tras descartar que hubiera una amenaza de fuego real, Mossos levantó el operativo una hora después creando una expectación y una serie de comentarios en el barrio por lo ocurrido.

Temas

Comentarios

Lea También