Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El faro y la Arrabassada de Tarragona estarán unidos en un año por carriles bici y de running

Habrá un único carril de circulación. El departamento de movilidad estudia ahora si será de subida o de bajada

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen virtual del aspecto que ofrecerá el Passeig Rafel Casanova antes de la celebración de los Juegos del Mediterráneo del próximo año. Foto: dt

Imagen virtual del aspecto que ofrecerá el Passeig Rafel Casanova antes de la celebración de los Juegos del Mediterráneo del próximo año. Foto: dt

La Platja de l’Arrabassada y el Far de la Banya estarán conectados mediante carriles bici y de running en un año. Así lo asegura el primer teniente de alcalde y concejal de Temes Estratègics, Alejandro Fernández (PP), quien en declaraciones a este periódico asegura que el equipo de gobierno –formado por los propios populares, socialistas y Unió Democràtica– ya ha tomado la decisión de incorporar esta obra a los presupuestos municipales del próximo año, que serán los primeros que diseñe de forma conjunta el gabinete acordado el pasado mes de febrero.

En total, la actuación permitirá mejorar el espacio público de este tramo de ocho kilómetros que discurre junto al litoral y que conectará «de una forma mucho más segura» el Port con el preventorio de La Savinosa, según remarca el propio Fernández, quien añade que «correr ahora por allí es un peligro. Aceras en mal estado, coches circulando demasiado rápido... Simplemente se trata de acondicionar esa zona, porque la gente ya la está usando, para dar más seguridad a los corredores y ciclistas, y a los vecinos», explica el edil del PP.

A juicio del portavoz de la formación conservadora, esta iniciativa «permitirá abrir la ciudad al mar y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos con una actuación sencilla y barata», afirma un Fernández que remarca que «es una forma de acercar la playa, ya que la Façana Marítima no será una realidad a corto plazo».

En este sentido, se adaptarán las aceras para la práctica de la actividad deportiva en una zona que «ya cuenta con centenares de personas que pasan por allí cada día», según indica el número ‘2’ del ejecutivo de la Plaça de la Font, quien espera que la actuación pueda ser una realidad antes del inicio de los Juegos del Mediterráneo, que empezarán el 30 de junio de 2017.

Coordinación con el Port

La intervención –que fue una de las promesas electorales de los populares en las pasadas elecciones municipales– se centrará sobre todo en el Passeig Rafael Casanova en la zona de L’Arrabassada, puesto que por lo demás la idea se basa en aprovechar la parte de ese carril bici que ya existe –la que llega hasta faro–, e implementarlo también en el Miracle, donde resultaría relativamente sencillo dada su amplitud y al hecho de que el Port remodelará el espacio cuando construya la pasarela que unirá el paseo con la Baixada del Toro y la estación de trenes.

Alejandro Fernández destaca que es una propuesta «realista y barata, porque básicamente depende de arreglar aceras y pavimento y el pintado de los carriles; y no depende de otras administraciones». El tramo más complejo de los ocho kilómetros será el que va del monumento del Fortí de la Reina y de Sant Jordi hasta L’Arrabassada, debido a la poca amplitud del paseo. De momento, a corto plazo se dejará igual, ya que esta zona podría entrar en una segunda fase de la mejora del litoral.

Reordenar el tráfico

A nivel de tráfico, Alejandro Fernández remarca que ya ha puesto el proyecto a estudio del departamento municipal de movilidad, ya que la reordenación simplificará los carriles de circulación de dos a uno, ya que actualmente la vía es tanto de subida como de bajada. La idea inicial del PP en campaña electoral era que el espacio fuera de subida para que los vehículos llegaran hasta la Vall de l’Arrabassada mediante la calle Ernest Lluch y la Via Augusta. Pese a ello, el concejal de Temes Estratègics afirma que «estamos abiertos a todas las opciones», por lo que «serán los técnicos los que decidan el sentido».

El popular sostiene que «los coches que corren más suelen ser los que van de bajada», por lo que «dejando sólo un carril de subida, los coches correrán menos y con el espacio que se genera se puede instalar el doble carril de bici y running», argumenta el edil, quien no cree que la acción perjudique a los vecinos de la zona, «sino que les beneficiará porque los coches dejarán de circular tan rápido por allí».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También