Más de Tarragona

El fiscal investiga si hay delito en los daños causados a la Torre Minerva de TGN

Una empresa montó un andamio y para sujetarlo hizo 12 agujeros en el monumento

ÀNGEL JUANPERE

Whatsapp
En la Torre de Minerva, con el andamio colocado, los operarios agujerearon la muralla. Foto: Fabián Acidres/DT

En la Torre de Minerva, con el andamio colocado, los operarios agujerearon la muralla. Foto: Fabián Acidres/DT

La Fiscalía de Tarragona ha abierto diligencias de investigación para determinar si se puede haber cometido un delito en un «error técnico» que causó los doce agujeros en la Torre de Minerva durante la ejecución de los trabajos de conservación y restauración de la fachada de dicho monumento. El representante del Ministerio Público ha encargado a la Policía Judicial de la Guardia Civil –adscrita a los Juzgados– un informe sobre lo sucedido. Fuentes judiciales han apuntado que se va a citar a declarar a diversas personas.

La investigación se inició a raíz de la denuncia ante la Fiscalía presentada el pasado día 21 de julio por el Ayuntamiento de Tarragona. En la misma se recordaba que se había firmado un convenido de colaboración con el Arquebisbat y una fundación privada para poner en marcha los estudios técnico-científicios necesarios y la redacción del proyecto básico para la ejecución de las obras de restauración del monumento. Y ello en base al deteriorado estado de conservación, en especial en el lado donde está el relieve de Minerva, una pieza escultórica del año 200 aC. Según los expertos, sería la escultura romana en relieve más antigua fuera de la península itálica.

Para evaluar de manera inicial el estado de conservación del paramento y en especial el relieve de cara a plantear los estudios a realizar, se acordó instalar un sistema de acceso al paramento de la muralla para poder realizar una primera diagnosis. Para poder acceder a la cara este de la torre de manera segura, tanto a nivel laboral como de prevención de la Covid 19, se optó por el montaje de un andamio tubular durante 10 días.

El montaje del andamio se adjudicó a una empresa con sede en Fontscaldes, tanto por razones económicas como su amplia experiencia en montar estas estructuras en patrimonio histórico. El jefe técnico de Patrimoni del Ayuntamiento dio instrucciones al gerente de la empresa «de no clavar el andamio en el muro, cosa que implicaba perforar, sino estribar en el ámbito de la terraza».

La inspección

La denuncia del Ayuntamiento relata que según el informe del mencionado jefe técnico, a la una de la tarde del 14 de julio se hizo una inspección en el andamio y se observó «que incumpliendo las instrucciones del técnico jefe de Patrimoni, el andamio no se había estado estintolado con un refuerzo externo que no afectase a la torre, sino que los operarios habían practicado doce agujeros en la torre para asegurarla, uno de ellos en el escudo del relieve de Minerva».

Al detectarse esta anomalía, se requirió la presencia del gerente de la empresa quien, trasladado al lugar, indicó que «lo que se había hecho no era correcto, ni mucho menos y lo atribuyó a un error técnico de su equipo».

Los daños perpetrados consisten en doce agujeros cilíndricos en la matriz calcárea de los sillares y megalitos de la cara este de la torre, uno de ellos en el escudo del relieve de Minerva. Se calcula una profundidad de unos 100 mm. «La agresión al monumento no es explicable dentro de los parámetros lógicos». Los doce agujeros no son reversibles pero si reparables ya que la herida en los puntos donde se han realizado persistirá.

La reparación es realizable, según la reunión técnica realizada al día siguiente de detectar los desperfectos. Se hará bajo la supervisión del Ayuntamiento, Generalitat y Arquebisbat, y siguiendo las instrucciones técnicas del Centre de Restauració de Béns Mobles de la Generalitat. Para ello se eliminará el polvillo, se extraerán los tacos de plástico y se rellenará el agujero con mortero de cal u otro material a determinar.

Una vez secada la pasta, se procederá a la mimetización de los doce puntos. «Es pues una lamentable acción que se puede reparar», dice la denuncia del Ayuntamiento. El coste de la reparación, según los primeros cálculos, se sitúa entre los 1.500 y los 1.800 euros.

Temas

Comentarios

Lea También