Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El fiscal pide 10 años de prisión por violar a su esposa en el piso conyugal

También solicita nueve meses de cárcel por maltrato y nueve más por amenazas, además de una orden de alejamiento

Àngel Juanpere

Whatsapp
Los hechos habrían ocurrido en un domicilio de Torreforta hace poco más de tres años.  Foto: Lluís Milian

Los hechos habrían ocurrido en un domicilio de Torreforta hace poco más de tres años. Foto: Lluís Milian

Un ciudadano marroquí se enfrenta a diez años de prisión por haber violado presuntamente a su esposa, además de a nueve meses de prisión por un delito de maltrato y nueve más por amenazas. Así se recoge en el escrito de acusación de la Fiscalía para un caso que está previsto que llegue a juicio el próximo jueves en la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Tarragona.

La Fiscalía sostiene que el acusado «en situación administrativa indeterminada en España y con antecedentes penales no computables a efectos de reincidencia» está casado desde hace 14 años con la víctima. La pareja tiene una hija de 11 años. La familia vive en un piso de Torreforta, en el que convive otra hija de la mujer.

El 28 de junio de 2014, según sostiene el Ministerio Público, la mujer acudió al supermercado del barrio y se encontró con el acusado. Éste le recriminó que estuviera en el lugar para ver a otro hombre. «Con clara intención de amedrentarla, así como de doblegar la voluntad de la señora para que abandonara el lugar», le manifestó:«Hay un yonqui en la puerta que te está esperando (...)Me cago en tus muertos, te tengo que matar a ti y al yonqui, te mataré».

Tales expresiones sumieron a la mujer en un estado de temor. Ante ello, la denunciante abandonó el lugar y se apresuró hacia su domicilio, siendo acompañada de forma vigilante por el acusado. Una vez allí, «con manifiesto desprecio a la integridad física de la señora (...), el acusado la golpeó en el cuerpo y en la cara». La perjudicada no sufrió lesiones por tales hechos.

Al día siguiente, el acusado y su esposa se hallaban en el domicilio familiar. El acusado le pidió mantener relaciones sexuales. Ante la negativa de ella, el hombre le dijo: «Te tengo que quemar y tirar por la ventana». La lanzó contra la cama, la colocó boca abajo y la sujetó. Una vez inmovilizada, procedió a violarla.

En la mañana del 1 de julio, la pareja se encontraba en el domicilio familiar y se inició una discusión entre ambos. En el transcurso de la discusión, el acusado le volvió a manifestar su intención de quemarla y tirarla, «sumiendo a la señora en un estado de temor al dotar a tales expresiones de total credibilidad». Tales hechos fueron presenciados por las dos hijas de la mujer. La perjudicada no quiere ser indemnizada.

El fiscal, además de los diez años de prisión por el delito de agresión sexual, pide que posteriormente, durante ocho años, tenga la medida de libertad vigilada y que durante once no se pueda aproximar a menos de 500 metros de la víctima ni comunicarse con ella por cualquier medio.

A ello hay que sumar cuatro años más de prohibición de comunicación y acercamiento por los delitos de maltrato y amenazas.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También