Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El fiscal pide 4 años de cárcel para una mujer y su hijo por vender droga

En su domicilio, la Guàrdia Urbana y la Guardia Civil encontraron 39 papelinas de heroína y 29 de cocaína

Àngel Juanpere

Whatsapp
Momento en que los agentes se llevaban detenida a la mujer. Foto: Lluís Milián

Momento en que los agentes se llevaban detenida a la mujer. Foto: Lluís Milián

Una operación conjunta de la Guàrdia Urbana de Tarragona y de la Guàrdia Civil en julio del año pasado en Campclar acabó con un decomiso de heroína y cocaína, así como con la detención de una mujer y de su hijo. La Fiscalía de la Audiencia Provincial de Tarragona pide para ambos cuatro años de prisión y el pago de una multa de 2.700 euros como autores de un delito contra la salud pública en su modalidad de sustancia que causa grave daño a la salud. El próximo mes de octubre están convocadas las partes –fiscal y defensa– para ver si se llega a un acuerdo sobre la pena.

En su escrito de acusación, la Fiscalía recoge que los acusados, María Luisa F.F. y su hijo Paulino F.F., «han venido dedicándose, de manera concertada, a la venta de sustancias estupefacientes –heroína y cocaína– en el barrio de Campclar, donde viven.

De las investigaciones anteriores a la entrada y registro en el domicilio se constató, según el Ministerio Público, que vendieron una papelina de heroína a un ciudadano magrebí el 20 de junio. Y el día 23 hicieron lo mismo con dos españoles, quienes recibieron dos envoltorios.

El 30 de junio, el Juzgado de Instrucción número 1 de Tarragona autorizó la entrada y registro en el domicilio de los sospechosos, lo que se efectuó al día siguiente. Sobre las nueve y media de la mañana, una treintena de agentes de ambos cuerpos policiales se desplegaron alrededor del bloque, situado en la céntrica calle Riu Llobregat. Aprovecharon que un supuesto cliente entraba en la vivienda para acceder al interior del piso, cuya puerta había sido abierta por la mujer, mientras que su hijo estaba durmiendo.

Tras la entrada, comenzó el registro –que duró unas tres horas–, en el que participó un perro adiestrado para la localización de sustancias estupefacientes. Los agentes se incautaron de 39 papelinas de heroína –de una pureza del 15 por ciento– y 29 de cocaína –del 72%–, además de 295,68 euros, producto de ventas anteriores, según la Fiscalía. Los dos acusados ingresaron en prisión, aunque el hombre sólo permaneció poco más de un mes entre rejas.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También