Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El fiscal pide multa por cazar pájaros con redes prohibidas

Los agentes de la Guàrdia Urbana no vieron los ejemplares capturados, pero un testigo aseguró haberlos visto antes

Àngel Juanpere

Whatsapp
Esta red japonesa fue localizada e incautada por una patrulla de la Guàrdia Urbana de Tarragona en la zona de Campclar. Foto: DT

Esta red japonesa fue localizada e incautada por una patrulla de la Guàrdia Urbana de Tarragona en la zona de Campclar. Foto: DT

La Fiscalía de Tarragona pide el pago de una multa de 3.600 euros para un hombre acusado de haber capturado en Campclar pájaros utilizando redes prohibidas. También solicita que durante dos años esté inhabilitado para profesión u oficio relacionados con la caza y pesca, y que durante el mismo periodo de tiempo no pueda cazar ni pescar. Así figura en el escrito de calificación del fiscal de Medio Ambiente. El juicio tendrá lugar en el Juzgado de lo Penal de Tarragona en una fecha todavía sin determinar.

Las conclusiones provisionales del Ministerio Público recogen que el acusado, «con antecedentes penales aparentemente cancelables que en cualquier caso no afectan a la reincidencia», se encontraba en la mañana del 18 de mayo de este año junto con un menor. Se hallaba junto a una balsa situada entre los barrios de Campclar y Bonavista. Habían colocado una red de las llamadas japonesas, dispuesta para atrapar aves. Como reclamo había un fringílido (Carduells cannabina), un pardillo común, una especie no amenazada. El acusado fue divisado por una patrulla de la Guàrdia Urbana.

El acusado dijo que las redes japonesas no eran de su propiedad y que él recogía chatarra

Las redes japonesas son un arma ilegal de caza, por no ser selectiva.  El ave-reclamo y la jaula con el pájaro fueron decomisados por la Guàrdia Urbana. El pájaro fue entregado al Centre de Recuperació de Fauna Salvatge de Torreferrussa, en Santa Perpètua de la Moguda.
Durante el juicio están llamados a declarar como testigos los dos agentes de la Guàrdia Urbana que intervinieron, así como el jefe de los agentes rurales del Tarragonès, que fue quien recibió los efectos decomisados.

Con su sobrino

En su día, el Diari informó que los dos jóvenes –uno tenía 12 años y era sobrino del procesado–, ante la presencia policial, intentaron huir del lugar, pero fueron interceptados. Iban indocumentados. El mayor de edad aseguró que las redes no eran suyas, que él sólo pasaba por el lugar para ir a recoger chatarra. Los agentes le registraron y llevaba marihuana, por lo que fue denunciado por infracción de las ordenanzas municipales. El individuo fue trasladado a la comisaría de los Mossos para su identificación. 

Los agentes realizaron una batida por la zona, pero no hallaron ni más pájaros ni más redes. Sí que se halló la funda de la jaula. Los agentes rurales recogieron las redes japonesas y la jaula.

Como este sistema de captura no selectiva de pájaros está prohibido, así como el hecho de colocar la red en un abrevadero natural y porque el testigo aseguró que había visto pájaros atrapados en las redes, los agentes detuvieron al sospechoso. 

Temas

Comentarios

Lea También