Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El fiscal solicita 10 años de cárcel para un acusado de violar a su esposa

En diversas ocasiones el hombre le dijo que la mataría, incluso delante de las dos hijas menores de edad de la mujer

Àngel Juanpere

Whatsapp
Diez años de prisión por un delito de agresión sexual, y un año y medio más por uno de maltrato y otro de amenazas. Es la pena que la Fiscalía pide para un ciudadano marroquí acusado de haber violado a su esposa. Además, solicita que durante cuatro años no pueda acercarse a menos de 500 metros de la víctima ni pueda llevar tampoco armas durante dos años. Para el fiscal, concurre la circunstancia agravante de parentesco en el delito de agresión sexual. Tras cumplir la pena de prisión por este delito, el fiscal pide que durante ocho años esté en libertad vigilada.

El acusado, en situación administrativa «indeterminada en España», estaba casado desde hacía más de 14 años con una mujer española. Fruto de la relación nació una hija. Los tres, junto con otra hija de la mujer, residían en un piso de un barrio de Ponent de Tarragona.

El 28 de junio de 2014 la mujer acudió al supermercado. Allí se encontró con el acusado, quien le recriminó que estuviera en el lugar para verse con otro hombre. «Con clara intención de amedrentarla, así como de doblegar la voluntad de la señora para que abandonara el lugar», le dijo: «Hay un yonqui en la puerta que te está esperando (...) Te tengo que matar a ti y al yonqui, te mataré». Tales expresiones causaron miedo en la mujer, por lo que abandonó rápidamente el lugar en dirección a su domicilio. Fue seguida de forma vigilante por el acusado. Una vez llegados a la casa, él la golpeó en el cuerpo y en la cara.


La agresión
Al día siguiente, el matrimonio se encontraba en el domicilio. El acusado pidió tener relaciones sexuales. Ante la negativa de ella, el procesado le manifestó que «te tengo que quemar y tirar por la ventana». La lanzó contra la cama y la sujetó, para seguidamente violarla.

En la mañana del 1 de julio, sigue el relato del Ministerio Público, la pareja se encontraba en el domicilio familiar y se inició una discusión entre ambos. En el transcurso de la misma, el acusado le dijo que la quemaría y la tiraría, lo que volvió a sumir a la mujer en un estado de temor ya que dio veracidad a las expresiones. Tales hechos fueron presenciados por las dos hijas menores de edad de la víctima. Ésta ha renunciado a ser indemnizada por estos hechos.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También