Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El foro, la Plaza de la Font de hace 2.000 años

Prácticamente todas las urbes lo tenían y a su alrededor sucedía todo

Núria Riu

Whatsapp
El Recinte Firal se ha transformado en un foro para acoger el espectáculo central del festival. FOTO: Pere Ferré

El Recinte Firal se ha transformado en un foro para acoger el espectáculo central del festival. FOTO: Pere Ferré

El foro era el verdadero corazón de una ciudad romana. Prácticamente todas las urbes lo tenían y a su alrededor sucedía todo. La política, la religión, la justicia, el comercio y las relaciones sociales se desarrollaban en este espacio, que en el caso de la antigua Tarraco se ubica en la calle Lleida, en el recinto Patrimonio de la Humanitat conocido como el Fòrum de la Colònia.

Los grandes núcleos de población de hace más de dos mil años no pueden explicarse sin la importancia de este equipamiento. Así que, este año en el que Tarraco Viva gira alrededor de las ciudades, el espectáculo central del festival se basa en lo que pasaba en esta gran plaza pública, que a día de hoy podría compararse con lo que significa la plaza de la Font para los tarraconenses. ¿A dónde iban los aficionados del Nàstic cuando ganaba el equipo? Las manifestaciones, las procesiones, los castells y la vida pública en sus terrazas son tan solo algunas de las muestras de este legado romano que inevitablemente nos acompaña. Sea grande o pequeño, cualquier evento pasa por esta céntrica plaza, como ya sucedía en la antigüedad con el foro. Así pudieron constatarlo los espectadores que durante este fin de semana han pasado por el espectáculo ‘Fòrum. El cor de la ciutat romana’, que tiene lugar en el Recinte Firal del Palau de Congressos y que podrá verse de nuevo durante el próximo fin de semana. La recreación cuenta con una escenografía que no deja indiferente. El espacio se ha transformado en un gran foro, en el que no falta la basílica, la zona porticada del palacio de justicia, las tabernas y el mercadillo. En escena intervienen más de unas treinta personas del grupo de recreación Projecte Phoenix, que este año cumple su veinte aniversario. 

Es una oportunidad para conocer la arquitectura de la ciudad de Tarraco en color 

Los actores van apareciendo en escena mientras el director del festival, Magí Seritjol, va narrando cómo era el recinto y el por qué de su importancia. «Nuestras plazas mayores son la herencia de estos foros romanos donde se hacía la vida», explicaba Seritjol.

Allí «latía el pulso de la ciudad romana», afirmaba el máximo responsable del festival. Se colgaban las noticias del día entre las estatuas y las leyes. Asimismo, en una sociedad en la que pleitear era «deporte nacional» los tribunales también tenían su espacio en esta zona. 

Para los espectadores, esta actividad también es una oportunidad única para conocer el trabajo realizado por el Seminari de Topografia Antiga de la URV (Setopant) que ha realizado una iniciativa de realidad virtual alrededor de la arquitectura y el urbanismo de la antigua Tarraco. Si hasta el momento siempre habíamos visto cómo podían haber sido los principales edificios, con las paredes blancas, ahora estos modelos se han adaptado a la realidad del color, haciendo una aproximación a lo que podría haber sido la esta ciudad.

Temas

Comentarios

Lea También