Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El fotógrafo de Tarragona que retrata planetas y galaxias

El tarraconense Carlos Uriarte pasa las noches enteras en azoteas o cumbres inmortalizando el cielo: planetas, nebulosas, galaxias y, por supuesto, la luna. Sus imágenes logran el reconocimiento de los expertos

Raúl Cosano

Whatsapp
El astrofotógrafo tarraconense Carlos Uriarte, captando la luna, durante esta semana en una azotea de Sant Pere i Sant Pau.  Foto: Pere Ferré

El astrofotógrafo tarraconense Carlos Uriarte, captando la luna, durante esta semana en una azotea de Sant Pere i Sant Pau. Foto: Pere Ferré

A Carlos Uriarte se le puede ver de noche en azoteas y terrazas. O también en las montañas de Prades o Torroja del Priorat. Siempre le verá con su telescopio, con una tecnología similar al del popular Hubble, pero en pequeño. A él le ensambla una cámara especial, en blanco y negro y refrigerada, y de ahí, la conexión con el ordenador, que monitoriza, capta y procesa las imágenes.

A partir de ahí, esperanza para que el cielo esté despejado, haya poca contaminación lumínica y sí mucha paciencia. Carlos, en su azotea de Sant Pere i Sant Pau, habla en plan didáctico y con pasión. Sabe dirigirse a niños e inculcarles la pasión por la astronomía, algo que hace habitualmente de la mano de la Associació Astronòmica Torroja del Priorat a la que pertenece.

El telescopio y Carl Sagan

«Hay dos cosas que me marcaron. Una fue el telescopio que me regaló mi padre en octavo de EGB y la otra fue la serie Cosmos, de Carl Sagan. Aquella serie dejó huella a toda mi generación», recuerda, mientras dirige su telescopio a la luna, que aparece flamante en la pantalla de su ordenador, un portátil flamante de aires futuristas y luces rojas. «Voy a intentar hacer una foto del cráter Tycho».

Ese gran hueco lugar, homenaje al astrónomo danés Tycho Brahe, empieza a procesarse. «A más fotogramas por segundo más material tendremos para hacer el apilado y el procesado», explica. Esto es, la imagen se obtiene a través de secuencias de vídeos que se filtran para obtener los mejores 'frames'. Carlos enseña una imagen de los Montes Apeninos, también en la Luna, y otra del cráter Plato, una espectacular fotografía que ha sido elegida la mejor del mes de abril a cargo de la revista 'Astronomía'. Luego en la terraza enseña, a lo lejos, Júpiter, y lo llega a retratar, aunque algo borroso por las condiciones meteorológicas, junto a sus lunas. El viento puede jugar malas pasadas. «La parte de planetaria se puede hacer desde la ciudad. Aquí en el barrio se cambiaron las luces de las farolas y ahora iluminan hacia abajo. Eso nos beneficia, porque hay menos contaminación lumínica», cuenta Carlos.

Este tarraconense, experto en los rincones de la bóveda, puede estar noches enteras retratando cuerpos celestes. «Para Saturno hay que esperar un poco más, porque aparece a las tres de la mañana. A los niños les encantan los anillos», concede. Venus, Marte, Urano y Neptuno son otros de los planetas al alcance de su objetivo.

Pero el ojito derecho son las nebulosas y las galaxias, un reto para el que tiene que cambiar de herramientas y de posición. «Para hacer fotos de cielo profundo tengo que irme al interior. Prades es un buen sitio», cuenta él.

Uno de los mejores cielos de Catalunya es Àger, punto habitual de peregrinación. «He ido muchas veces. Mi mujer ya se cansa de mí... Por eso ahora es ella la que elige el lugar de vacaciones. Sólo le pido que sea un sitio con poca contaminación lumínica», dice entre risas.

Nebulosas a tiro

La nebulosa Roseta NGC2244 desde Torroja del Priorat, la nebulosa de Orión M42 en H. Alpha desde la terraza de casa o la Supernova IC443 son algunas de sus perlas más recientes. Tras esos nombres imposibles para el no iniciado se esconden espectaculares estampas, como la de la cadena de Markarian, un montón de galaxias en el cúmulo de Virgo. «Lo bueno es que tú eres el que está detrás de estas imágenes. En internet puedes encontrar un montón, pero no hay nada como saber que esa fotografía la has captado tú con tu cámara».

Carlos, monitor en la Fundació Privada en Xarxa y con una productora audiovisual, sueña con que la NASA publique una de sus imágenes y con tener un observatorio propio. Antes, sin embargo, si alza la vista y recorre el cielo con su puntero láser detecta otros retos más inminentes.

La próxima semana embocará su telescopio hacia la espiral M-109 Messier. Él, de hecho, viene de participar en la maratón Messier, consistente en detectar en el cielo los 110 objetos astronómicos de la lista que confeccionó al astrónomo francés Charles Messier. «Es el catálogo más famoso en el hemisferio norte», cuenta este fotógrafo del cielo, para quien el plan perfecto está claro: oscuridad, caravana para dormir, telescopio y cámara.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También