Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El futuro emprendedor de dos exalumnos de la URV

Carlos Cuenca, David Rodríguez y Pere Millán Responsables de W3SI2

Amalia Alonso

Whatsapp
El equipo de trabajo, en sus nuevas oficinas FOTO: PERE FERRÉ

El equipo de trabajo, en sus nuevas oficinas FOTO: PERE FERRÉ

En la actualidad, parece imposible imaginarse un teléfono móvil sin conexión a Internet. Sin embargo, hace tan solo ocho años, el método de comunicación más habitual era a través de mensajes instantáneos o mensajería SMS. En ese contexto, surgió W3IS2, un proyecto emprendedor de Carlos Cuenca y David Rodríguez, ahora exalumnos de ingeniería informática de la universidad Rovira i Virgili, y Pere Millán, su profesor. Desde 2008 hasta el día de hoy, el negocio no ha dejado de crecer y avanzar al mismo ritmo frenético que el sector en el que opera.

«Todo empezó en un piso de estudiantes», recuerda David Rodríguez. Él y Carlos Cuenca realizaron el trabajo de final de carrera juntos y bajo la supervisión de Pere Millán. «Así surgió el equipo», dicen. «Nos llevó bastante tiempo y nos dimos cuenta de que congeniábamos», añaden. El punto de partida fue desarrollar un proyecto, por aquél entonces bastante rompedor, para conseguir que los primeros Smartphone dispusieran de una tecnología basada en la localización en interiores para cubrir las necesidades del momento. «No fue nada fácil, puesto que tuvimos que crear un software ‘piloto’ funcional que integrara toda esta tecnología», aseguran. Al final lo consiguieron y obtuvieron una patente de innovación tecnológica gracias al apoyo de la universidad.

La empresa W3IS2 es una spin-off de la URV, es decir, los alumnos pudieron llevar a la práctica empresarial su proyecto gracias al apoyo de la comunidad universitaria. Así pues, la Cátedra de Emprendeduría y Creación Empresarial jugó un papel importante en la puesta en marcha de la iniciativa. «Como ingenieros, hemos tenido que aprender todo aquello relacionado con el mundo de los negocios: la gestión del día a día, cuestiones de liderazgo, desarrollo de proyectos, relación con los clientes, métodos de fidelización, etc.», explican. «Además, la Cátedra nos sirve de enlace y para establecer sinergias con otras empresas», continúan. Cuando les preguntan sobre la principal lección que aprendieron en el curso, lo tienen claro: «no tienes que tener miedo a emprender».


La clave del éxito
La función de W3IS2 es acompañar a pequeñas y medianas empresas en el proceso de creación, diseño, comercialización y mantenimiento de productos online. «Nuestro propósito siempre ha sido diseñar, junto el mismo cliente, el software o servicio que le sea más útil y adaptarlo, por tanto, a unas necesidades concretas», confirman. Ahora mismo, uno de sus productos estrella es la aplicación móvil Civitas, para mejorar la fisonomía, comunicación y promoción de los municipios. «No nos aburrimos, ni queremos ni podemos», coinciden. «Operamos en un sector que avanza a mucha velocidad y esto hace que nos tengamos que estar reciclando y poniendo al día de forma constante», opinan los tres.

Con tal de continuar creciendo y abarcar un mercado más amplio, a principios del año que viene, W3IS2 se habrá fusionado con Technodac, otro proyecto de Carlos y David. De este modo, Technodac Solutions, el resultado de la unión de ambas firmas, les permitirá alcanzar la capacidad y dimensión suficiente para ofrecer un servicio más globalizado y cubrir necesidades como el comercio online, la presencia corporativa y el márquetin, por ejemplo. «Cuando trabajas como asalariado, las posibilidades de poder mejorar e innovar en el campo de los procesos informáticos, creación de servicios y relación con los clientes son muy limitadas. Decidimos emprender esta aventura para poder dar un servicio de calidad tal y como lo entendemos nosotros», concluyen.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También