Tarragona Línea abierta

El gato con votos

Ángel Guillén
Consultor político y  de asuntos públicos

Diari de Tarragona

Whatsapp
Pedro Sánchez y Albert Rivera, en una imagen de archivo. Foto: ACN

Pedro Sánchez y Albert Rivera, en una imagen de archivo. Foto: ACN

 ¿Cree alguien que se pueden manejar los partidos a golpe de encuestas? ¿Existe algún proyecto político que defienda su programa y sus ideas sin pensar en las encuestas o en conseguir arañar más votos? Cómo no, las encuestas se han convertido en un elemento fundamental en las campañas electorales. 

Cómo todos en la vida, jugamos para ganar. En el trabajo, para prosperar. Un partido de fútbol, a ganar. Los partidos políticos no son diferentes y luchan por conseguir el mejor resultado posible en las elecciones y así gobernar y poder implementar las medidas recogidas en su correspondiente programa electoral.

No sé si los partidos políticos se han dado cuenta de que los electores ya tienen un cierto currículum político y la suficiente información y capacidad para juzgar a todas y cada una de las formaciones políticas nacionales que se presentan a las elecciones. Es decir, nos hemos hecho mayores.

El PSOE utiliza los resortes del poder en beneficio propio, de manera inteligente obliga a los demás partidos a posicionarse en la Diputación Permanente del Congreso sin ningún tipo de miramiento. Recuerden que, al menos hasta la fecha, los socialistas cuentan con 85 escaños. Las encuestas actuales son harina de otro costal. 

El PP, con la difícil papeleta de intentar tapar el agujero de votos tanto a su izquierda como a su derecha, está desnortado y sin más discurso de campaña que ir a rueda de Vox. Fuera aparte de acometer la renovación interna subsiguiente a cualquier congreso político y, de la misma manera, que intentar paliar el nerviosismo en sus filas por la gente que se va a quedar sin pisar moqueta. 

Si alguien se acuerda de la competición entre el Frente Popular de Judea y el Frente Judaico Popular en La vida de Bryan, seguramente le vendrá a la cabeza Podemos, Unidos Podemos, Más Madrid, Izquierda Unida, etc. La desunión se paga en las urnas y más cuando tu principal competidor –PSOE– se encuentra en una situación de fortaleza debido a su poder institucional autonómico y de la Administración General del Estado. En consecuencia, lo que gana el PSOE lo pierde Podemos o a la "civersa", que decían en el pueblo. 

No vamos a hacer presidente a Rajoy, repetía hasta la saciedad Ciudadanos. No vamos a hacer presidente a Sánchez, acordó la ejecutiva naranja hace unos días. ¿Por qué? Porque, como hemos dicho antes, las encuestas auguraban una fuga de votos hacía su derecha. La pregunta es: ¿merece la pena basarse en las encuestas?

Para los dirigentes políticos: un proyecto autónomo, con ideas claras y posiciones serias a largo plazo, más allá de las personas y con una visión de estado, siempre será más rentable para las próximas generaciones. Eso sí, no sabemos si para las próximas elecciones también. En cuanto a los electores, lo mismo. Siempre es mejor lo moderado, los estadistas y no los que más gritan o los que más tuits escriben, o los que más de moda están. A ver, entonces, quién se lleva el gato –con votos– al agua.

Temas

Comentarios

Lea También