El gran proyecto comercial del difunto Albert Abelló

El empresario y político abanderó la propuesta para transformar el entorno urbano del Mercat Central en una gran área peatonal

DÁNEL ARZAMENDI

Whatsapp
El proyecto Illa Corsini incluye la renovación e integración del Fòrum de la Colònia. FOTO: DT

El proyecto Illa Corsini incluye la renovación e integración del Fòrum de la Colònia. FOTO: DT

El proyecto Illa Corsini fue la medida estrella del súbitamente desaparecido Albert Abelló, presidente de la Cámara de Comercio de Tarragona y portavoz municipal del PDeCAT, cuando fue candidato a la alcaldía en representación de la extinta CiU durante los comicios de 2015. El plan preveía una serie de mejoras urbanísticas para crear una gran zona comercial en los alrededores de la conocida plaza homónima del centro tarraconense.

Abelló planteaba este proyecto como «el gran corazón comercial de las comarcas de Tarragona», que se extendería a lo largo de nueve calles que rodean la zona del Mercat Central. El empresario y líder convergente defendía con vehemencia que era «urgente comenzar a trabajar para la mejora integral de esta zona del centro de la ciudad, un espacio que ha padecido una grave degradación urbanística y comercial».

La estructura original del plan Illa Corsini consistía en dignificar el espacio público y convertir en zona peatonal (total o parcialmente) el área delimitada por la Rambla Nova, las calles Unión y Gasómetro, y las avenidas Prat de la Riba y Ramon i Cajal. Ya entonces, esta zona sufría una acusada tendencia negativa respecto de la ocupación de locales comerciales, muchos de los cuales presentaban un grave deterioro que generaba muy mala imagen. Lejos de revertir, este declive se ha ido agudizando con el paso de los años, convirtiéndose hoy en día en una de las máximas preocupaciones de la clase política y el sector comercial local.

Concretamente, el plan de peatonalización original afectaba exclusivamente a las calles Gobernador González, Cervantes, Soler, Fortuny, Canyelles, Lleida, Reding, Cristòfor Colom i Paisatge Cobos, un proyecto que también implicaba diversos cambios en las entradas y salidas de los parkings de la zona. Este área ha carecido tradicionalmente de equipamientos, y la peatonalización se aprovecharía para incluir espacios de uso comunitario como parques infantiles, y la instalación de mobiliario urbano como fuentes, bancos y más vegetación. Además, se integraría el remodelado Fòrum de la Colònia.

La propuesta gozó de un gran consenso político y vecinal desde un inicio, aunque ya han transcurrido cuatro años y aún no se ha iniciado ninguna actuación concreta. Sin embargo, los plazos para el arranque del plan parecen ya muy cercanos.

Sin embargo, el proyecto inicial planteado por Albert Abelló ha sufrido desde entonces diferentes modificaciones para extender la magnitud de la intervención a otras áreas próximas al Mercat Central. En diciembre de 2017, el equipo de gobierno socialista creó una comisión de estudio para analizar las bases que definirían el proyecto final para la Illa Corsini. Durante las reuniones de trabajo, el consistorio presidido por Josep Félix Ballesteros apostó decididamente por ampliar la reforma urbanística a las calles Unió y Apodaca y la Part Baixa, con el objetivo de aprovechar estas actuaciones para regenerar una de las zonas comerciales tradicionales de la ciudad, actualmente en franca decadencia.

Por otro lado, el anterior gobierno local entabló conversaciones con Adif para aprovechar parte de las vías adyacentes a la calle del Mar para crear un paseo o rambla que dignifique la zona, evitando que el barrio termine en el actual muro ferroviario que separa la calle de las vías del tren.

Temas

Comentarios

Lea También