Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El horario de los socorristas de las playas de Tarragona se queda corto

En Tarragona, al igual que en la mayoría de localidades, el servicio de socorrismo se presta de 10 a 19 horas, a pesar de que muchos ciudadanos todavía invaden la arena a aquella hora

Àngel Juanpere

Whatsapp
Imagen que ofrecía la Arrabassada el sábado a las ocho de la tarde. Foto: Pere Ferré

Imagen que ofrecía la Arrabassada el sábado a las ocho de la tarde. Foto: Pere Ferré

«¿Cómo es que os marcháis tan pronto?». Es una de las preguntas que tienen que escuchar, cada vez más, los socorristas de Creu Roja que atienden los puestos de las playas de Tarragona cuando, a las siete de la tarde, echan el cerrojo. No lo han decidido ellos. Así lo recoge el pliego de condiciones que publicó el Ayuntamiento de Tarragona cuando sacó a concurso la vigilancia del litoral.

Los ciudadanos han cambiado los hábitos en los últimos años. Siguiendo las recomendaciones que hacen los responsables de Salut, de no acudir a la playa a las horas de máxima insolación, muchos bañistas bajan a la arena a las seis de la tarde, cuando los rayos del sol ya no son tan fuertes. Pero se encuentran con que a las siete la playa ‘se cierra’, deja de tener vigilancia presencial. Eso sí, en caso de una emergencia –como ocurrió el domingo de la semana pasada en la playa de La Móra– se moviliza al personal que está de guardia, sea de día o de noche.

Actualmente, el horario del servicio de vigilancia es de diez de la mañana a las siete de la tarde, como ocurre en casi todas las playas del litoral tarraconense e incluso de Catalunya. Hay una, la de L’Ampolla, donde los socorristas terminan su horario a las 19.30 horas, pero también empiezan media hora más tarde, a las 10.30.

En las playas de Catalunya han muerto este año 18 personas. Once de ellas perdieron la vida en espacios sin vigilancia –un 61 por ciento del total– y de estas once emergencias, cuatro se produjeron fuera del horario de los socorristas, según la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo.

Por lo que respecta a España, los fallecidos –hasta el 31 de julio– fueron 93, de los cuales 53 –un 57%– perdieron la vida en zonas donde no existía socorrista o no estaba activo el servicio de vigilancia. De esas 53, en 20 de los casos estaba fuera del horario del personal de vigilancia.

Los responsables de Creu Roja Tarragona reconocen al Diari que este año se ha visto a mucha gente que llegaba a la playa entre las seis y las siete. También hay algunos bañistas que han comentado que «he venido a las nueve –de la mañana– y ya estaba lleno».

De guardia

Durante la temporada son diversas las ocasiones en que los socorristas de guardia se han tenido que movilizar ante una emergencia cuando todavía hay sol pero la playa está cerrada. El último caso ocurrió el domingo 28 de julio. «Recibimos el aviso a las 19.38 horas. La mayoría del personal que había atendido las playas estaba todavía aquí en la base –situada en el rompeolas–. Subieron a uno de los vehículos y se desplazaron a La Móra», recuerda Joan Carles Castellví, responsable provincial de Socors i Emergències de Creu Roja Tarragona.

El personal de guardia ya había sido movilizado minutos antes tras haberse recibido el aviso de un niño perdido en la Platja Llarga. Estaban a bordo de la lancha de salvamento LS Calipso. «Cuando salían por la bocana del puerto se les dijo que se desplazaran directamente a La Móra», recalca Castellví. Cuando llegaron ya estaban otros efectivos de emergencia. Tras encontrar a la víctima mortal, la búsqueda siguió porque, según algunos testigos, había otro hombre que no había salido. Se lo estuvo buscando hasta el anochecer, cuando se vio que era una falsa alarma.

Joan Carles Castellví reconoce al Diari que este año se ha notado que después de las siete de la tarde continúan habiendo muchos bañistas en prácticamente todas las playas de la ciudad, desde Miracle hasta La Móra, pasando por Savinosa y la Llarga. Pero donde más gente hay es en la Arrabassada.

Este responsable de Creu Roja asegura que en los últimos años, a la hora de firmar los convenios con el Ayuntamiento, se ha hablado de alargar el horario. Pero finalmente se ha dejado en las siete de la tarde. También se ha comentado la posibilidad de comenzar antes la temporada y de terminarla más tarde. Pero en este sentido se ha dejado todo como estaba y no ha habido modificaciones.

Incongruencias

Una de las incongruencias que se ha detectado –pero que no se ha remediado, al menos hasta hora– es que un mes antes de la apertura oficial de playas, durante los fines de semana, se abre el puesto de socorro solo de la playa de la Arrabassada. Lo mismo ocurre los fines de semana de la segunda quincena de setiembre. Este año la temporada oficial de playas se abrió el 14 de junio y se cerrará el 15 de septiembre, en plenas Festes de Santa Tecla. En cambio, el resto de playas no tienen ningún tipo de vigilancia fija durante estos fines de semana

Fuentes municipales señalaron al Diari que «está en estudio» alargar y retrasar la temporada, aunque añadieron que «las necesidades presupuestarias son las que son».

¿Qué implicaría?

El responsable de Creu Roja asegura que si en el futuro se les plantea alargar el horario se tendría que estudiar. Actualmente, los socorristas están trabajando ocho horas –más una para comer–. En el caso de prolongarse la jornada, se tendría que comenzar con el sistema de turnos.

Temas

Comentarios

Lea También