Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona CRóNICA

El huracán Carrasco arrasó Tarragona

Arrollador fue el concierto que ofreció el cantante de Isla Cristina el pasado sábado en una TAP llena hasta la bandera

YOLANDA FERNÁNDEZ AZNAR

Whatsapp
Un momento de la potente actuación de Manuel Carrasco el pasado sábado en la TAP. FOTO: Alfredo González

Un momento de la potente actuación de Manuel Carrasco el pasado sábado en la TAP. FOTO: Alfredo González

Las siete en punto de la tarde y comienza el concierto de Manuel Carrasco en Tarragona. Un despliegue de luz y de color apabullante. Con dos pantallas gigantes en los laterales que permitían una perfecta visión del artista desde cualquier ángulo de la plaza.

Empezó Carrasco con Me dijeron de pequeño, el primer single de su último trabajo La cruz del mapa y continuó con Yo quiero vivir, un tema de su anterior trabajo Bailar el viento.

Y es aquí cuando se dirigió el cantante por primera, y casi única vez, al público para explicar que por las cuestiones legales que existen sobre la TAP se veía obligado a reducir algo su repertorio para no incumplir la normativa y que como no quería dejar a todos sus seguidores sin menos que a los del resto de sus conciertos iba a centrarse en cantar canción tras canción y no perder mucho tiempo hablando. Manuel Carrasco pidió perdón por todo esto. ¿Realmente es el intérprete quién debía hacerlo? Todo un detalle por su parte que el público agradeció enormemente.

Y a partir de aquí la locura que suelen tener todos los conciertos de Carrasco. Es un artista que respira optimismo y vitalidad por cada uno de los poros de su piel. No se cansa de moverse de un lado a otro del escenario con esa sonrisa eterna y esa mirada de ojos verdes que encandila a más de una.

Condensado pero espectacular

Durante las dos horas exactas, para lamento de sus seguidores, que duró el concierto, Manuel Carrasco desplegó todo su arte, haciendo un amplísimo recorrido por su cada vez más extensa discografía, con canciones que ya se han vuelto icónicas como Mujer de las mil batallas, canción dedicada a la lucha contra el cáncer de mama, o Uno x uno, tema que cantó junto al cantante barcelonés Rojas. Temas como Sabrás, Y ahora o No dejes de soñar fueron cantadas a coro con todo el aforo que llenaba la TAP tarraconense. Carrasco es todo un poeta con sus letras.

Se nota que el artista onubense ha madurado y tiene tras de sí ya una larga trayectoria. La puesta es escena fue espectacular. Un derroche absoluto de sonido y luz que dejaba al respetable con una sensación de disfrute total.

No sé si fue porque se sabía que había una hora fija para terminar, o esa energía que tiene Manuel Carrasco, que parece una fuerza de la naturaleza, pero el concierto se pasó volando. Dos horas dan para mucho si se disfrutan a tope y esto es lo que le ocurrió al público que asistió el sábado a la TAP.

Manuel Carrasco se entregó en cuerpo y alma y se notó. Es un artista que igual canta para un estadio lleno con 55.000 personas o ante una TAP repleta de gente.

Aun yendo con prisas hubo tiempo para los bises y que Carrasco se dirigiera de nuevo al público agradeciendo su presencia y entrega. Como colofón final interpretó su último éxito Que bonito es querer, todo un himno a la amistad con el que dejo un buenísimo sabor de boca a todos sus fans. Amistad y agradecimiento es lo que ha dejado a su paso por Tarragona. Vuelve cuando quieras.

Temas

Comentarios

Lea También