Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El incendio de la empresa Miasa afectó a la depuradora de Tarragona

El mismo domingo, varias fuentes admitían que parte del clorito de sodio almacenado se fue por las alcantarillas junto al agua de los Bombers. Ematsa asegura que no se han vertido residuos tóxicos al mar 

Jordi Cabré-ACN

Whatsapp
Depuradora de Tarragona. FOTO: DT

Depuradora de Tarragona. FOTO: DT

El incendio que la madrugada de domingo destrozó la empresa logística Miasa del polígono Entrevies de Tarragona habría afectado también el funcionamiento de una depuradora de aguas residuales de la ciudad.

Así lo admite esta mañana de miércoles el Ayuntamiento a través de un comunicado. En él se afirma que los técnicos de Ematsa -la empresa mixta que gestiona el agua a la ciudad- detectaron “la presencia de espuma en una de las balsas que intervienen en el proceso de depuración de las aguas residuales urbanas y que afectó los microorganismos depuradores del reactor biológico”.

De hecho, las informaciones internas entre Protecció Civil y otros cuerpos de emergencia que trabajaban en la zona daban por sentado que no todo el material inflamable se había evaporado en el incendio y que parte de él se había marchado con el agua de las mangueras por los desguaces.

Todas las fotos del grave incendio de Campclar: saltan las alarmas en Tarragona

La ciudad de Tarragona y especialmente los vecinos de los barrios de Ponent vivieron una noche en vela, tras el espectacular incendio que se originó en la empresa Miasa. En todo momento, el fuego y el orden de confinamiento se limitó a la zona industrial.

La incidencia se produjo la misma madrugada del domingo (en plena tarea de apagar el fuego de productos químicos) y el concejal del Ayuntamiento y presidente de Ematsa, Jordi Fortuny, ha manifestado esta mañana que se investigan las causas del malfuncionamiento puntual de la depuradora, admitiendo que podría haber relación entre un hecho y el otro.

De todas maneras, Jordi Fortuny ha afirmado que “los análisis que se están haciendo no muestran indicadores tóxicos a la salida de la depuradora al mar”.

El Consistorio ha explicado que la depuradora funciona en tres fases: pretratamiento de las aguas y filtraje, proceso de decantación y por último el reactor biológico. Las dos primeras fases han seguido funcionando correctamente  al margen del incendio y su posterior extinción. “Las analíticas que se están haciendo no muestran indicadores tóxicos a la salida de la depuradora al mar”, ha señalado Fortuny. 

Este martes se incorporó nueva biomasa al reactor biológico, una serie de barros nuevos procedentes de la depuradora Nord que, según los técnicos, han facilitado la recuperación progresiva de los microorganismos necesarios por la correcta depuración final de las aguas urbanas. “Se espera recuperar la normalidad de la última fase al reactor biológico a lo largo de esta semana y restablecer al 100% el tratamiento de depuración de las aguas residuales”, ha concretado el presidente de Ematsa.

El consistorio ha informado que la empresa ha estado en contacto en todo momento con la Agència Catalana de l'Aigua (ACA) y también se ha informado a la Autoridad Portuària de Tarragona (APT). El equipo de gobierno municipal también ha comunicado el incidente en la junta de portavoces de los grupos municipales celebrada esta mañana.

Temas

Comentarios

Lea También