Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El incendio de unos petardos que pudo terminar en tragedia en Tarragona

Bombers apagó dos colchones y un sofá en el agujero de la escalera de un edificio de Campclar

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: Alfredo González

FOTO: Alfredo González

La información de un aviso de incendio de vivienda el sábado 2 de junio a la una de la tarde hizo saltar todas las alarmas en Tarragona. 24 horas antes, un piso de lujo había ardido en su totalidad en la esquina de la calle Major y La Nau.

Bombers de la Generalitat activó una dotación del parque de la ciudad. El aviso del 112 era que ardía una caseta en la zona interior de una manzana de pisos y no una vivienda. Por ello, no puso en marcha los tres vehículos protocolarios que se activan si hay incendio de vivienda. 

La plaza comunitaria del número 4 de la calle Riu Brugent es un 'almacén' de sus propitarios: muebles, colchones, sofás, sillas...

Según parece, fueron unos petardos lanzados por niños, según recogen algunos testigos, los que habrían originado el incendio de parte de este material inflamable.

La llegada de una patrulla de Mossos, cuya comisaría está muy cerca del edificio en cuestión, otra de la Guàrdia Urbana y Bombers fue inmediata. Los propios bombers sofocaron las llamas en menos de 30 minutos y verificaron que no hubiera puntos calientes. No hubo heridos, ni evacuados, si bien la humareda del colchón fue intensa.

La incidencia se cerró a la hora de comer y sólo con los colchones y un sofá afectados por las llamas. 

Temas

Comentarios

Lea También