Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El inicio de la urbanización de Ikea, hasta después de los Juegos

La administración local apunta que tan solo falta «limar flecos» para dar luz verde definitiva

Núria Riu

Whatsapp
ikea virtual.jpg

ikea virtual.jpg

La primera tienda de la multinacional sueca Ikea en el sur de Catalunya se está haciendo esperar más de lo previsto. El último calendario que había dado a conocer el Ayuntamiento de Tarragona apuntaba que las obras de urbanización del nuevo barrio junto a la T-11 empezarían a principios de este ejercicio.

Ahora, esta fecha se ha retrasado hasta «después de los Juegos del Mediterráneo». Así lo confirmaba el concejal de Territori del Ayuntamiento de Tarragona, Josep Maria Milà, quien aseguró que desde el área de urbanismo «lo tenemos todo preparado».

La administración local describe que «se están limando flecos» para iniciar definitivamente el movimiento de tierras. Esto significa que el Ayuntamiento está buscando la fórmula para garantizar una «seguridad jurídica» y que los propietarios de los terrenos que no se adhirieron al convenio con la empresa van a hacerse cargo de los costes de urbanización.

El 23 de mayo de 2012 casi la mitad de los propietarios firmaron un acuerdo mediante el cual Ikea se comprometía a comprar sus fincas para la construcción de su primera tienda en la provincia.

En cuanto al resto, aproximadamente un 10% son parcelas de la administración local y de Incasòl, que no presentan ningún problema, mientras que el 40% restante son terrenos de propietarios que en su momento no firmaron este convenio.

El edil socialista explica que en concreto son tres propietarios los que no firmaron y que deberán pagar de su bolsillo los costes de urbanización del plan parcial 10. De hecho, estos presentaron un contencioso administrativo ya que consideraban que el sector inmobiliario todavía está en fase de recuperación y cuestionaban la viabilidad económica de la parte residencial prevista en esta zona.

Pese a ello, el Ayuntamiento aseguró desde el primer momento que esto no paralizaba nada, ya que hay mecanismos legales como la expropiación, y ahora apunta que está «ultimando la documentación para que tengamos la seguridad de que cobraremos».

El proyecto de urbanización del PP10 calcula en su estudio económico el capital necesario para llevar a cabo las obras y cifra el montante en 20.302.925 euros (sin IVA) que se dividiría en 13 millones la primera fase y 7,3 en la segunda.

Milà aseguró que «es una cuestión que estamos resolviendo» mientras, por su parte, la multinacional sueca está acabando de definir el proyecto ejecutivo de la futura tienda en la capital tarraconense.

El Ayuntamiento defiende que «los deberes están hechos. El día siguiente podremos dar la licencia ya que el resto lo tenemos todo preparado para que pueda empezarse».

Con todo, el responsable en materia urbanística calcula que las máquinas podrán iniciar el movimiento de tierras en verano. La administración local calcula que los trabajos para obtener una explanada firme se prolongarán por espacio de tres meses y cuando esta superficie ya esté disponible la multinacional sueca podrá iniciar las obras de construcción del establecimiento.

Con todo, si el nuevo calendario sigue según lo previsto, Ikea empezará a construir su nueva tienda en otoño. El plazo para ejecutar la urbanización de este entorno de 302.784 metros cuadrados es de quince meses.

Temas

Comentarios

Lea También