Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El institut de El Morell niega adoctrinamiento

El centro emite un comunicado en el que 
se defiende de las acusaciones de un grupo 
de familias

REDACCIÓN

Whatsapp
Imagen de archivo de la fachada del Institut El Morell, que ha emitido un comunicado. FOTO: DT

Imagen de archivo de la fachada del Institut El Morell, que ha emitido un comunicado. FOTO: DT

El Consell Escolar del Institut El Morell emitió ayer un comunicado para defenderse de las acusaciones de adoctrinamiento ideológico que ha realizado un grupo de familias.

La polémica surge a raíz de una encuesta en la que se preguntaba a los alumnos si eran independentistas. Las familias, después de denunciar la situación ante la Generalitat y el Síndic de Greuges, han llevado su queja hasta el Defensor del Pueblo.

«No se hace política»

En el comunicado aseguran que: «En el instituto no se hace política, en el instituto se educa» y aseguran que la «línea marcada por el equipo directivo y seguida por el profesorado es de respeto a la diversidad ideológica, tanto del alumnado y del profesorado, como de las familias».

El Consell insiste en que «siempre se ha favorecido el intercambio de posiciones y el diálogo», y asegura que el centro seguirá con su proyecto educativo, «que hasta el momento siempre ha estado bien valorado».

La encuesta era externa

El comunicado también se ha centrado en explicar las circunstancias en las que se aplicó la encuesta de la polémica para aclarar que el equipo directivo no fue el impulsor de la misma, sino el Grup de Recerca Consolidat Llengua i Educació, de la Facultat de Ciències de l’Educació de la Universitat de Lleida, (UdL), y que fue financiada por el Ministerio de Economía y Competitividad.

Defienden, además, que la encuesta se aplicó por indicación de la dirección de los Serveis Territorials d’Eduació en Tarragona y que ninguna persona del centro era conocedora del contenido de las preguntas.

Aseguran también que las encuestas fueron pasadas por miembros de la UdL, sin ninguna intervención del profesorado del instituto.

También señalan que tan pronto recibieron quejas sobre la encuesta «iniciamos las gestiones para satisfacer las demandas de la familias».

Finalmente, aseguran que pese a estas gestiones «un grupo de familias ya estaba instalada en la desconfianza y el recelo hacia el equipo directivo» al que no contactaron.

Temas

Comentarios

Lea También