Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El jardín del Banc d’Espanya estará abierto al público ‘antes de Navidad’

El Ayuntamiento de Tarragona ya ha adjudicado la intervención para la recuperación de este espacio

Núria Riu

Whatsapp
Júlia, Carlos y Enia son tres de los niños que participaron en los talleres.  Foto: Lluís Milián

Júlia, Carlos y Enia son tres de los niños que participaron en los talleres. Foto: Lluís Milián

La recuperación del jardín del Banc d’Espanya para la ciudadanía va camino de desencallarse, por fin. El Ayuntamiento de Tarragona ya ha adjudicado el contrato de obras para el acondicionamiento del espacio, que todo apunta que será accesible «antes de Navidad». Así lo avanza el concejal responsable de este proyecto, Francesc Roca, quien pone en valor que «es una buena noticia para la ciudadanía».

La intervención irá a cargo de la Unión Temporal de Empresas (UTE) Acsa-Ematsa Via Pública, que se ha adjudicado el proyecto por valor de 39.450,51 euros. Este consistirá en un lavado de cara del espacio, que mantendrá el pequeño estanque en el centro además de una zona verde. Con todo, la intervención requerirá entre un mes y medio y dos.

Si en un primer momento se apuntó la posibilidad de habilitar un servicio de cafetería, finalmente la administración local ha decidido que se pondrá un food truck. «La idea es que la persona que lo gestione se haga cargo también del mantenimiento del espacio», avanza Francesc Roca.

El jardín permanecerá cerrado por la noche y su acceso va a hacerse por uno de los laterales desde la calle August. Este es uno de los cambios que se ha introducido en el proyecto, ya que deberá preservarse la valla que rodea la superficie ajardinada actual, que está catalogada.

La administración local quiere que, con la reapertura del jardín, ubicado en la parte trasera del antiguo banco, la ciudad gane un espacio para «la organización de actividades culturales y educativas de pequeño formato». Un primer paso a la espera de que el Consistorio haya reunido el dinero necesario para la recuperación definitiva de este inmueble.  

En abril se explicó que los centros de investigación de la ciudad  ocuparán este espació para hacer divulgación científica de su actividad de investigación. ICIQ, IPHES e ICAC serán los encargados de impulsar definitivamente una propuesta para dar vida de nuevo a un edificio que permanece cerrado desde 2002.

Temas

Comentarios

Lea También