Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El juicio por la Love Parade comienza mañana en Alemania

La tragedia tuvo lugar el 24 de julio de 2010 durante el festival, donde murieron Clara Zapater y Marta Acosta
 
Whatsapp
La gente mostrando sus respetos cerca de la escena del accidente de la Love Parade en Duisburg, Alemania. FOTO: dt

La gente mostrando sus respetos cerca de la escena del accidente de la Love Parade en Duisburg, Alemania. FOTO: dt

Llega una fecha importante para los familiares de Clara Zapater y Marta Acosta, las dos jóvenes tarraconenses que murieron el pasado 24 de julio de 2010, durante el concierto de la Love Parade en Alemania, un festival de música que acabó con la vida de 21 jóvenes y con más de 600 heridos. Mañana viernes, día 8 de diciembre, empieza el juicio en el Tribunal de Duisburg (Alemania) para determinar las causas y los responsables de la tragedia. Por razones de aforo, el juicio se celebrará en el Centro de Congresos de Düsseldorf, con una capacidad para 500 personas. Se espera que sea un juicio que cause una gran expectación.

Los padres de las dos jóvenes tarraconenses asistirán a las primeras sesiones del juicio. El padre de una de las víctimas mortales, el abogado Paco Zapater, asegura que «es importante que empiece el juicio, ya que siempre hemos percibido que había una resistencia por parte de la justicia alemana. Parecía que no les interesaba que se celebrara»

Por razones de aforo, el juicio se celebrará en el Centro de Congresos de Düsseldorf, con una capacidad para 500 personas

Zapater opina que se trata de un juicio largo, porque las sesiones se alargarán hasta el 20 de diciembre de 2018. «Será un calvario para los familiares y también para los acusados». 

Por otro lado, Zapater asegura que se sienten decepcionados, ya que «no se sentarán en el banquillo los que para nosotros son los principales responsables, Adolf Sauerland, alcalde de Duisburg cuando ocurrió la tragedia; Roy Schaller, dueño de la empresa que organizó el festival, y el jefe de la policía responsable de la seguridad». 

Para los padres de las Clara y Marta, lo peor es que prescriba el delito. «Si el 24 de julio de 2020, cuando se cumplen diez años de la tragedia, no se ha dictado sentencia, el juicio quedará prescrito y todo el esfuerzo no habrá servido para nada», asegura Zapater, quien añade que  «sería muy frustrante para nosotros y una mancha en la justicia alemana». 

Jurado escabinado
Zapater tiene claro que asistirá a todas las sesiones y «advertiremos al magistrado de que nadie utilice tácticas dilatorias para alargar el juicio». Como curiosidad, el jurado será escabinado, es decir, de los cinco miembros , tres serán jueces y los otros dos ciudadanos, escogidos al azar.  «Estamos ante un suceso de características muy técnicas», advierte Zapater. 

«Si el 24 de julio de 2020, cuando se cumplen diez años de la tragedia, no se ha dictado sentencia, el juicio quedará prescrito y todo el esfuerzo no habrá servido para nada»

Los padres de Clara y Marta tienen claro que solamente les queda que todo esto sirva para que se establezcan unas pautas y unos protocolos para que nunca más ocurra una tragedia como la que se llevó la vida de sus hijas.

Comentarios

Lea También