Más de Tarragona

El macroproyecto urbanístico de La Budellera de TGN, aparcado

Será uno de los grandes temas de debate de cara a la redacción del nuevo POUM, ya que el Ayuntamiento quiere evitar definitivamente la construcción del nuevo barrio en Llevant

NÚRIA RIU

Whatsapp
Los caminos de La Budellera son muy transitados para hacer deporte. FOTO: PERE FERRÉ

Los caminos de La Budellera son muy transitados para hacer deporte. FOTO: PERE FERRÉ

La Budellera se queda en el cajón. El macroproyecto para la urbanización de los terrenos, desde la Vall de l’Arrabassada a Boscos, se encontró en la sentencia del Tribunal Supremo que anulaba el POUM una nueva piedra en el camino, que puede acabar condicionando su futuro. La sentencia del alto tribunal llegaba escasas semanas después de que la Junta de Compensació Provisional presentara un nuevo proyecto al Ayuntamiento. Y ahora este se ha quedado en el aire y a la espera de como se decantan las mayorías en la negociación del nuevo plan general.

El pleno ordinario del próximo viernes se pronunciará alrededor de este proyecto. Las formaciones políticas deberán votar la propuesta de la denegación de la aprobación inicial del plan. «Es un proyecto que se refiere a un POUM que ya no existe, por lo que hay que archivarlo, ya que se ampara en una normativa urbanística que ha sido anulada», asegura el concejal de Territori, Xavier Puig. Fue uno de los puntos que se debatió en la Comissió Informativa de Territori del pasado jueves y que siguió adelante, a pesar de que hasta el momento el Gobierno de Ricomà siempre se había quedado en minoría alrededor de este tema.

El Ejecutivo formado por ERC y ECP, conseguía, además de la CUP, el posicionamiento favorable de Junts, que siempre había decantado su voto entre los partidarios del desarrollo la urbanización. «Se trata de mantener una coherencia cuando tienes una sentencia que anula el POUM, con un informe jurídico previo que no permite aprobar un plan parcial», indicaba su portavoz, Dídac Nadal. En cambio, en esta primera votación tanto el PSC como el PP mantuvieron su postura favorable al plan y se decantaban por el ‘no’.

En las normas subsidiarias que tiene que aprobar el Govern de la Generalitat, el plan parcial 24 no se incluye. El documento que ha redactado el Ayuntamiento mantiene los planes de mejora urbana y polígonos de actuación del POUM de 2013, además de aquellos sectores de crecimiento que ya estaban iniciados, como el PP10. En cuanto al resto de sectores, se ha tenido que seguir lo que decía el plan general de 1995. Y, en el caso concreto de La Budellera, aparecía con una parte programada y la otra de no programada. «Con las normas transitorias, aquello será suelo no urbanizable», indica el tercer teniente de alcalde. Asimismo, el Ayuntamiento está a la expectativa del proceso que ha abierto la Generalitat, en el marco de la redacción del nuevo Pla Director Urbanístic de Sòls no Sostenibles.

Este será uno de los temas que previsiblemente generará más debate en la negociación del nuevo POUM. Y es que, los propietarios de los terrenos tendrán que esperar hasta que se apruebe definitivamente el nuevo instrumento, para saber si La Budellera sigue adelante y en qué condiciones. «Los propietarios estaremos atentos para que el POUM no modifique el plan», afirmaba el presidente de la Junta de Compensació, José Luis García.

El pasado 7 de octubre presentaron al Ayuntamiento la última versión de La Budellera, en la que se hacía una división por polígonos, tal y como se les había solicitado. Puede decirse que era el noveno proyecto, teniendo en cuenta todos los cambios y modificaciones que se han hecho desde que el 20 de julio de 2011 se iniciaba la tramitación. Con todo, los miembros de la Junta de Compensació calculan que han invertido cerca de un millón de euros en su redacción. «Habrá propietarios que querrán recuperar lo invertido, pero será una cosa que se estudiará si queda todo parado o se paraliza», avanza García. El pasado jueves estos se reunían para hablar de cómo queda la situación. Quieren presionar para que el Ayuntamiento atienda a la petición de la Cambra de Comerç de Tarragona, que presentó una moción, junto a quince entidades, para que se recupere el POUM de 2013, ‘corrigiendo’ el sector de la CLH, que es lo que condujo a su anulación.

El Consistorio actual quiere evitar que esta urbanización, que contemplaba la construcción de 4.500 viviendas en Llevant en una superficie de 133 hectáreas, aparezca en el futuro POUM. «Nosotros consideramos que no debe hacerse», afirma el edil republicano. La apuesta es incluir esta superficie en la Anella Verda, «recuperando» y «apostando» por potenciar la red de caminos existentes. «Pocas ciudades de nuestro tamaño tienen un Llevant con estas características, que hay que cuidar y poner en valor», añade Puig.

Temas

Comentarios

Lea También