Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El mal tiempo impide cumplir el calendario de la pasarela

La empresa encargada de las obras ha solicitado dos meses adicionales para finalizarlos trabajos, tras surgir algunas cuestiones técnicas que habrá que solventar

Núria Riu

Whatsapp
Imagen de la última etapa de las obras de construcción de la futura pasarela, que facilitará el acceso a la playa del Miracle.

Imagen de la última etapa de las obras de construcción de la futura pasarela, que facilitará el acceso a la playa del Miracle.

Su inauguración se había fijado para el próximo sábado día 31 de marzo. No obstante, las obras de la futura pasarela del Miracle finalmente se alargarán más de lo previsto. Según ha confirmado la Autoritat Portuària de Tarragona, la empresa Vias, que ejecuta los trabajos, ha solicitado una prórroga de dos meses adicionales.

Los responsables de la obra explicaron que en esta etapa final se han presentado problemas técnicos que no se esperaban y, debido a las condiciones climatológicas adversas de este inicio de año, no se han podido cumplir los plazos establecidos.

Fuentes de la Autoritat Portuària de Tarragona explican que se está acabando de resolver la acometida eléctrica de la pasarela. Además, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha solicitado que se instale un sistema de protección adicional para que si hay alguna persona que cruce la pasarela y se le cae algún objeto, éste no pueda dañar la catenaria. 

Cualquier incidente de estas características podría comportar graves consecuencias en el servicio ferroviario desde la estación urbana de Tarragona. Por tanto, se ha solicitado que se instale un quitamiedos, para dar seguridad y protección al tendido eléctrico ferroviario. Pese a estos problemas de última hora, los trabajos que pueden considerarse estrictamente obra ya han finalizado. Estos días se está colocando la barandilla de acero, que en el costado de playa ya está completamente instalada. 

A partir de ahí, empezarán los trabajos de electrificación. La iluminación de la pasarela va a hacerse mediante un sistema de luces que se montará encima de la barandilla, para evitar que, con el ambiente marino de la zona, se oxiden. Falta también por finalizar el montaje de los ascensores y el inicio del periodo de pruebas de los elevadores. Ubicados en el costado marítimo, estos permitirán superar los ocho metros de desnivel para que los ciudadanos puedan acceder al tramo situado sobre las vías del tren. 

Con estas dificultades resueltas, y teniendo en cuenta este margen de dos meses que ha solicitado la empresa, las obras podrán inaugurarse entre finales de mayo y principios de junio. Su ejecución se habrá alargado por espacio de once meses, ya que el primer tramo se instaló a finales del mes de junio de 2017.

Con una longitud de 350 metros, permitirá salvar el desnivel de 17 metros entre el paseo marítimo y la Baixada del Toro y facilitará el acceso a la playa. Se trata de una de las apuestas para renovar el frente litoral, que se complementará con las obras en el passeig del Miracle.

Comentarios

Lea También