Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El misterio de los patinetes eléctricos de alquiler en Tarragona

La empresa de alquiler Buny coloca estos vehículos en diferentes puntos de la ciudad: paseo marítimo, Parc del Francolí, Ramón y Cajal, Antoni Maria i Claret... sin licencia

Carla Pomerol

Whatsapp
Tres patinetes eléctricos en la calle Ramón y Cajal. FOTO: DT

Tres patinetes eléctricos en la calle Ramón y Cajal. FOTO: DT

Tres patinetes de la empresa Buny, dedicada al alquiler de este tipo de vehículos, están aparcados en una zona destinada a las bicicletas en el paseo del Miracle. Los tres están sujetos con una cadena para evitar su robo. Otros tres han aparecido también en el centro de la ciudad, en la calle Antoni Maria Claret, en Ramón y Cajal o en el Parc del Francolí.

Se trata de vehículos eléctricos pensados en una movilidad sostenible y en que los tarraconenses podrán alquilar para desplazamientos urbanos. Esta es la idea en la que se ha planteado desde el Ayuntamiento.

Sin embargo, la idea empresarial que se está tramitando debe ponerse en marcha en 2020, puesto que todavía no ha pasado los preceptivos trámites burocráticos.

Aún así, hoy han empezado a colocarse estos vehículos en los aparcamientos de bicicletas y motocicletas, sin que los usuarios de estos aparcamientos habilitados entendieran porqué había las plazas ocupadas por patinetes eléctricos.

Las empresas de patinetes deberán poner parkings en Tarragona

El año que viene se espera que, finalmente, puedan comenzar a operar las primeras empresas de alquiler de patinetes eléctricos en la ciudad, aunque todavía no se ha precisado la fecha. Así lo explican desde el Ayuntamiento de Tarragona, donde aclaran que el servicio no se licitará porque no se trata de ninguna concesión.

Fuentes del Port explican que los patinetes están aparcados de forma irregular precisamente porque no son de titularidad privada. Y antes de actuar con la Policia Portuària, se intenta que la misma empresa retire los vehículos de la zona. En caso contrario, serán los agentes quienes retirarán los vehículos y los custodiarán en sus instalaciones.

Imagen de tres patinetes en el paseo del Miracle. FOTO: Santi Fortuny

El argumento del Port es el siguiente: el aparcamiento está pensado para vehículos privados como patinetes o bicis, pero en ningún caso como un aparcamiento de una empresa de alquiler.

La razón es que la actividad comercial no entra dentro de la normativa del espacio público que gestiona el Port y por tanto, no sería legal que allí se sentara una base de alquiler de patinetes.

La postura del Port debería ser la misma que la del Ayuntamiento, aunque a requerimiento del Diari todavía nadie ha dado respuesta a la presencia irregular de patinetes de alquiler en la vía pública.

El Diari también ha intentado sin éxito contactar con la empresa Buny para poder esclarecer la presencia de estos vehículos de su propiedad en diferentes puntos de Tarragona.

Temas

Comentarios

Lea También