Más de Tarragona

El mosaísta olvidado

Coma-ruga fue casa durante años del artista Santiago Padrós y en la localidad quedan algunas de sus obras más espectaculares, pero no es un personaje del que se haga bandera cultural. Fue el autor de la cúpula de la basílica del Valle de los Caídos

José M. Baselga

Whatsapp
FOTO:  JMB FOTO: ALBERT PORTA  EN WIKIPEDIA FOTO: JCL/DT

FOTO: JMB FOTO: ALBERT PORTA EN WIKIPEDIA FOTO: JCL/DT

La concejal de Cultura de El Vendrell, Eva Serramià, en el anuncio de la concesión de un fondo europeo Feder que permitirá invertir 2,3 millones de euros para mejorar la imagen de Coma-ruga, destacó que entre otras acciones figura impulsar la rehabilitación del antiguo balneario del Tabaris.

Para destinarlo a usos sociales, dijo. Y apuntó el gran valor de los mosaicos que hay en el interior del edificio. Pero esas obras llevan años ocultas porque el histórico equipamiento lleva años cerrado y muy deteriorado. Casi en ruina. Serramià destacó la obra de Santiago Padrós como un gran elemento del patrimonio.


Hay otros
Pero, ¿quién es Santiago Padrós? Además de sus mosaicos del Tabaris, suyos son los de la fachada del teatro Brisamar y los de la iglesia de Sant Ramon, también en Coma-ruga. O los de la que fue casa del mosaísta (artista que hace mosaicos) en la zona y que aún se conservan.

Sin embargo no es un artista del que se haga gala en el municipio, pese a que estuvo asentado en la zona y al prestigio internacional que tuvo en los años 50 y 70 con obras en más de un centenar de edificios.


Valle de los caídos
En el ‘olvido’ de Padrós quizá tenga algo que ver su proximidad al régimen de Franco. Entre otros centenares de obras por todo el país, pero también en Estados Unidos, India, Ginebra o Puerto Rico, fue el autor de la cúpula de la basílica del Valle de los Caídos, donde está enterrado Franco.

Esa está considerada como su gran obra. Tiene 40 metros de diámetro y 42 de alto y para su confección se emplearon cinco millones de teselas (piezas) que ocuparían en superficie 2.000 metros cuadrados.


Curiosidad de los visitantes
Santiago Padrós fue uno de los mosaístas más destacados y reconocidos a nivel internacional. En las visitas guiadas que se impulsan desde el Museu Deu de El Vendrell y que recorren los lugares más singulares de Coma-ruga se nombra al artista.

Los mosaicos de la fachada del teatro Brisamar de Coma-ruga llaman la atención a muchos. Es entonces cuando en las visitas llamadas Señores turistas, se descubre al artista


Neptuno
Padrós era de Terrassa, pero se instaló en Coma-ruga, donde dejó diferentes obras y tuvo una casa. Es la conocida como Neptuno, frente al mar y que todavía se conserva. También en la fachada de su vivienda hay uno de sus mosaicos que configuran al Dios del mar en la mitología romana.

Santiago Padrós llegó a Coma-ruga en 1954, precisamente mientras hacía la cúpula del Valle de los Caídos. Pudo instalarse en la zona debido a su amistad con Andrés Trillas, impulsor de la urbanización de la zona costera. Trillas también atrajo a diferentes personalidades de la sociedad y la política de la época y que hicieron de Coma-ruga un lugar destacado de la costa catalana.


Otras obras
Santiago Padrós dejó en la zona otras muestras de su arte. Hay piezas en el interior del Hotel Brisamar y en la iglesia de Sant Ramon de Coma-ruga, donde tanto en la nave central como en los laterales plasmó a la Virgen y a San José.

Una de las obras más visibles es la de la fachada del antiguo teatro de Brisamar. Esos mosaicos de 1961 muestran al Tritón y a Diana en una alegoría de la música y las artes.


De piscinas
Sin embargo, una de sus obras más destacadas es la del interior del que fuera balneario del Tabaris y que ocupa todo un muro de la zona de piscinas. Destaca que, a diferencia de obras repartidas por el mundo en las que diseñaba y dirigía los trabajos, en las de Coma-ruga fue el propio artista quien colocaba las teselas.

Santiago Padrós vivía en Coma-ruga cuando sufrió un accidente de circulación en Bellvei que acabó con su vida. Está enterrado en el cementerio de El Vendrell y en el nicho hay un mural como los que realizaba.


En Tarragona
En Tarragona está el mosaico Signos del Zodíaco, que pertenece a la colección Llauradó. También hay obra repartida por todo el mundo tanto de acuarela y óleo como sobre todo los mosaicos entre los que destaca el de la fachada del hotel Carlton de Madrid o el del cementerio de Terrassa y el de la abadía de Montserrat o del Seminario Conciliar de Barcelona.

Sus obras de miles de teselas también están en decenas de iglesias de todo el país y destaca que el artista solía representar su cara en la del Creador. También hay obras en decenas de instalaciones civiles como el aeropuerto de Madrid o en el Teatro Real, también en la capital del Estado.

Temas

  • COMARQUES

Comentarios

Lea También