Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El nuevo POUM reduce el crecimiento de La Canonja

El primer instrumento de planificación desde que este municipio es independiente prevé que en los próximos años se construirán un máximo de 569 viviendas. Desaparece el área residencial estratégica que planificó la Generalitat

Diari de Tarragona

Whatsapp
El crecimiento futuro del núcleo urbano de  La Canonja debe permitir dejar de dar la espalda a la riera.  FOTO: Pere Ferré

El crecimiento futuro del núcleo urbano de La Canonja debe permitir dejar de dar la espalda a la riera. FOTO: Pere Ferré

La Canonja del futuro apuesta por un crecimiento sostenido. Es uno de los mensajes que lanzó ayer el alcalde de esta localidad, Roc Muñoz, que acompañado del arquitecto municipal, Miquel Orellana, presentó en la Cambra de Comerç de Tarragona el primer POUM de esta localidad desde que recuperó su independencia en el año 2010.

El plan general contempla diferentes actuaciones urbanísticas, que en su conjunto permitirán la construcción de 569 nuevas viviendas. Reduce sustancialmente los datos anteriormente previstos, ya que en este municipio del Tarragonès la Generalitat de Catalunya proyectó en 2009 una de las áreas residenciales estratégicas (ARE), con cerca de 1.500 viviendas. En el nuevo planeamiento este proyecto desaparece. Los terrenos afectados quedan como suelo «no clasificado». Y tan solo sigue adelante la urbanización de una pieza más pequeña en la que se está construyendo el CAP, con unas noventa viviendas aproximadamente. De hecho, el máximo responsable consistorial argumentó que el ARE «nos venía impuesto por la Generalitat» y que ésta «influyó a favor de la independencia de La Canonja».

La administración local ha prescindido de la macrourbanización

Con una superficie de 100.000 metros cuadrados, el 50% de las viviendas de esta nueva zona residencial eran de protección oficial e incluso se proyectó una central de residuos, que funcionaba a partir de la recogida neumática y que suponía una inversión de 17 millones de euros.

En la redacción del POUM, la administración local ha decidido prescindir de esta macrourbanización. «Queremos crecer de forma moderada. No apostamos por la construcción de pisos y más pisos para convertirnos en una ciudad», argumentó.

Con las iniciativas previstas, el municipio de La Canonja estima que en un periodo de unos quince años –que es el plazo de tiempo estimado en el que va a desplegarse el POUM– pasará de los seis mil habitantes actuales a unos 7.500. Una cifra que deja atrás las expectativas que se generaron hace unos años, cuando se calculó que esta localidad podría llegar a los diez mil residentes a medio plazo.

Junto a la riera y los huertos
En los próximos años, el crecimiento se ha proyectado alrededor de la riera de la Boella. El arquitecto municipal remarcó que uno de los retos será «religar» la fachada oeste del municipio, edificando en aquellas tramas urbanas que actualmente son parcelas vacías. «Son pequeños puntos de crecimiento que permanecen vacíos, y que han hecho que hasta ahora hayamos vivido de espaldas a este entorno, desmereciendo la riera», argumentó Orellana. Se trata de aquellos terrenos junto a la calle Marina que deben permitir la recuperación del camino de  los huertos y que será un primer paso para integrar en la trama urbana el entorno de la riera de la Boella.

El texto entró en vigor el pasado 20 de junio

La elaboración del plan general es un acuerdo que se tomó cuando este municipio recuperó su autonomía, después de 45 años, y se convertía en el municipio 947 de Catalunya. Hasta su aplicación la normativa vigente era el plan general de Tarragona.

La redacción no ha sido sencilla en un municipio de 7,5 km2 de superficie, en el que prácticamente la mitad del suelo está catalogado como industrial y muy fragmentado por las grandes infraestructuras. La N-340a, la AP-7, la A-7, la T-11 y las líneas ferroviarias Barcelona-València y Tarragona-Reus son tan solo algunos de los grandes ejes de comunicaciones que cruzan La Canonja. Finalmente, el texto entró en vigor el pasado 20 de junio. 

Los representantes municipales y del sector químico que asistieron a la presentación pública valoraron el nivel de consenso que se ha conseguido durante la redacción del primer POUM de La Canonja.

Temas

Comentarios

Lea También