Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El nuevo andén central de la estación de Tarragona ya está acabado

La empresa pública Adif asegura que las obras de mejora encaran la recta final y que estarán a punto para finales del mes de febrero. El retraso será de casi un año

Núria Riu

Whatsapp
Imagen del andén central reformado de la estación de trenes de Tarragona.  Foto: Pere Ferré

Imagen del andén central reformado de la estación de trenes de Tarragona. Foto: Pere Ferré

Con una demora de más de siete meses, las obras de la estación de trenes de Tarragona encaran su recta final. Y lo hacen cuando el andén central ya muestra su aspecto definitivo. Se ha acabado la instalación de la marquesina que protegerá a los viajeros de las inclemencias del tiempo y, tras haberse retirado una de las vías, el ancho de este paso prácticamente se ha doblado. 

En esta plataforma central también se ha colocado uno de los tramos de escaleras mecánicas y el ascensor que deberá facilitar el acceso desde el paso inferior al andén y al revés. De momento aún no pueden utilizarse. Y es que falta que se coloque el otro tramo de escaleras, que irá en el apeadero principal, es decir, el que queda nada más salir del edificio de la estación. En cambio, sí que se ha instalado el otro ascensor en este tramo. De hecho, las trabajos para colocar estas escaleras se iniciarán en breve, ya que éstas ya se encuentran en el exterior, a punto para ser instaladas.

Afectaciones para los viajeros
Adif asegura que las obras de la estación estarán acabadas a «finales de febrero», por lo que queda aproximadamente un mes y medio y aún hay actuaciones de envergadura, que afectarán a los pasajeros. 
De forma «inminente» va a cerrarse el andén principal para que pueda procederse a su recrecimiento. Adif aseguró que esto no afectará al servicio. No obstante, quedará inservible la vía 1, por lo que el conjunto de los viajeros que pasen por la estación de Tarragona tendrán que utilizar el paso inferior y esperar en el andén central.

Habrá que homologar y probar los ascensores y las escaleras, tal y como establece el protocolo

Para entrar y salir de la estación tendrá que hacerse por los laterales del edificio, ya que no se permitirá utilizar la puerta principal desde el hall de la estación a las vías.

Cuando se haya acabado con el recrecimiento de este andén principal podrá instalarse el segundo tramo de escaleras mecánicas. A partir de ahí, aún hay un periodo largo antes de que puedan ponerse en funcionamiento. «Después habrá que homologar tanto los ascensores como las escaleras y hacer las comprobaciones y pruebas pertinentes, de acuerdo con el protocolo establecido», apuntaban fuentes del gestor público Adif.

Los viajeros están cansados de sufrir las molestias de las obras y de que aún tengan que subir y bajar escaleras cargando con maletas, bicicletas o el cochecito. «Esto es vergonzoso. Tercermundista. Por suerte ya se acaba», decía José Moreno, usuario habitual de la línea Tarragona-Barcelona.

Las obras se adjudicaron el 15 de junio de 2016 y se estableció un plazo de ejecución de once meses. El calendario se vio alterado por los cambios en el proyecto, que también supusieron un ligero incremento al alza en la inversión, que finalmente será de 3.367.000 euros.

Temas

Comentarios

Lea También