Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El nuevo párking de la avenida de Roma se estrenará en febrero

Este mismo mes podrían iniciarse las obras, que supondrán la habilitación de 235 plazas a un euro al día para los usuarios. Los trabajos de acondicionamiento ascienden a 38.000 euros

Núria Riu

Whatsapp
El nuevo aparcamiento se acondicionará en el tramo final de la avenida de Roma.  FOTO:  pere ferré

El nuevo aparcamiento se acondicionará en el tramo final de la avenida de Roma. FOTO: pere ferré

La habilitación del nuevo aparcamiento disuasorio en la avenida de Roma está a punto de desencallarse definitivamente. Será a partir del traspaso del Ministerio de Fomento al Ayuntamiento de Tarragona de un primer paquete de carreteras, una cuestión que pasará por el pleno extraordinario del próximo miércoles y que debe servir para la progresiva transformación urbana de estas vías.

En el momento en el que se haya cerrado definitivamente la cesión a la administración local podrán empezar los trabajos. El concejal de Mobilitat del Ayuntamiento de Tarragona y responsable de la Empresa d’Aparcaments Municipals, Josep Acero, se mostraba optimista y aseguraba que las máquinas incluso podrían entrar a trabajar a finales de la semana que viene. De esta forma podrá darse continuidad a la intervención de limpieza previa que se llevó a cabo a finales del pasado mes de octubre.

La superficie ubicada en el tramo final de la avenida de Roma –en el espacio de terreno que queda con la antigua carretera de Constantí– permitirá la habilitación de 235 plazas de estacionamiento disuasorio, a un euro al día para sus usuarios. La intervención que debe llevarse a cabo está valorada en 38.000 euros. Consistirá en el acondicionamiento de la zona asfaltada, así como en la delimitación de la superficie con los new-jersey existentes y la formación de una isleta de hormigón para el acceso desde la avenida de Roma. Además está prevista la colocación de tres columnas de luz de catorce metros de altura. Finalmente, se procederá a la delimitación de los espacios, y se colocarán las señales y las máquinas. 

Acero calcula que los trabajos se prolongarán por espacio de unas tres semanas, de forma que este mes de febrero debería entrar en funcionamiento la nueva zona de estacionamiento, que sumará más de 230 plazas de aparcamiento adicional en esta zona. 
Precisamente a finales de enero del año pasado entró en servicio el aparcamiento del Passeig de la Independència, con 62 plazas de capacidad.

«Los aparcamientos disuasorios son muy necesarios para Tarragona, porque entre los dos espacios estamos hablando de unos 300 vehículos que no entrarán en la ciudad y que por un euro al día aparcarán a escasos metros del centro», aseguraba el concejal del Àrea de Mobilitat.  El siguiente objetivo debe ser la ampliación del aparcamiento del Cementiri.

Temas

Comentarios

Lea También