Más de Tarragona

El ocio nocturno de Tarragona reclama espacios al aire libre para poder volver a abrir

En un documento presentado al Ayuntamiento, el sector propone los chiringuitos abandonados de la Platja del Miracle como punto de encuentro. El consistorio lo descarta

CARLA POMEROL

Whatsapp
Imagen de la zona de chiringuitos abandonados de la Platja del Miracle, en Tarragona. FOTO: PERE FERRÉ

Imagen de la zona de chiringuitos abandonados de la Platja del Miracle, en Tarragona. FOTO: PERE FERRÉ

Ayuntamiento y empresarios del ocio nocturno de la ciudad están en plenas negociaciones para que el sector no muera definitivamente. Los propietarios de bares musicales y discotecas aseguran que las administraciones no han estado a la altura de las circunstancias, lo que ha llevado a que al menos un 30% de los locales catalanes hayan decidido cerrar para siempre, dicen. Después de ayudas insuficientes y de una larga lista de promesas sin cumplir, ahora, los empresarios de la noche tarraconense piden un rescate urgente al Ayuntamiento. Por el momento, el sector ha presentado un documento con un total de seis propuestas, entre las que destaca la creación de un convenio cultural y la adaptación de algunos espacios al aire libre para poder desarrollar su actividad.

El pasado 17 de agosto, el Consejo Interterritorial de Salud aprobaba una resolución que, entre otras medidas, ordenaba el cierre de discotecas, salas de baile y de fiesta. Con el fin del estado de alarma y del toque de queda, el sector se reivindica y pide medidas urgentes que ayuden a tirar adelante.

«Lo único que hemos hecho es copiar iniciativas que se han llevado a cabo en otras ciudades y presentarlas al Ayuntamiento, con el objetivo de recuperar la actividad después de 15 meses parados», explica Christian Compte, presidente de Fecalon –Federació de Locals d’Oci Nocturn de Catalunya– y propietario de la discoteca Totem de Tarragona.

Hace unos días, los empresarios se reunieron con el alcalde y otros concejales para presentarles una batería de propuestas. Piden la colaboración municipal para que sus locales –vacíos e inactivos– puedan acoger conciertos y actos culturales a cambio de una especie de alquiler por el uso del espacio. Se trata de una fórmula que se está acabando de definir en algunos municipios, como por ejemplo, Terrassa.

Por otro lado, el sector, ante la imposibilidad de celebrar fiestas en sus locales y teniendo en cuenta los meses sin actividad, exigen al Ayuntamiento que se busquen espacios al aire libre donde poder recuperar su función de manera continuada. Una de las ubicaciones que gustan a los empresarios es, por ejemplo, los chiringuitos abandonados de la Platja del Miracle. «Si no se puede trabajar en un sitio cerrado, deberemos hacerlo en uno de abierto. Lo que está claro es que no podemos renunciar a la pista de baile», explica Toni Vera, propietario de Premium Club, en la Part Baixa. En este caso, y preguntado por el Diari, el Ayuntamiento no ve con buenos ojos esta propuesta, «ya que sería un agravio comparativo con el resto de empresarios que pagan una concesión en el resto de playas de la ciudad», explican fuentes municipales.

El pasado verano, el sector se planteaba la opción de montar algo grande, de manera puntual, en localizaciones como el Camp de Mart y siguiendo el modelo que se ha hecho en la Sala Apolo o en el concierto de Love of Lesbian hace cosa de un mes. «Ahora esto ya es imposible. Los empresarios nos hemos quedado sin capacidad financiera para organizar una cosa de este estilo. Ya no podemos hacer frente a estas inversiones», añadía Vera.

La tercera medida que pide el sector es la exención de tributos y servicios. «No entendemos que se nos cobre el servicio de recogida de basura cuando tenemos los locales cerrados, por ejemplo», comenta Compte, quien añade que en ciudades como Reus o Manresa se han dado bonificaciones.

La flexibilización de las licencias es otra reivindicación histórica. Piden que se facilite el cambio de actividades de manera temporal para permitir la apertura de los locales.

La quinta propuesta pasa por crear una mesa de trabajo entre el sector y el Ayuntamiento para encontrar vías directas de ayudas e ideas que ayuden a revitalizar el ocio nocturno. Finalmente, los empresarios exigen un rescate económico urgente en forma de compensaciones que permitan su supervivencia. Y es que con las ayudas dadas hasta ahora, los empresario apenas pueden pagar medio alquiler de un mes.

Una nueva ayuda

En esta línea, el Ayuntamiento de Tarragona anuncia una nueva convocatoria de ayudas para el sector. No solo para el ocio nocturno, también para restaurantes, cafeterías, bares y comercios cerrados. En el caso de los empresarios de la noche, podrán acceder a una subvención de 2.000 euros. El Consistorio insiste en que ya se han abierto en dos convocatorias anteriores para conseguir ayudas. Una en mayo y otra en julio del año pasado. De habilitar espacios al aire libre, por el momento, el Ayuntamiento no se pronuncia. «Nos hemos reunido y estamos a la espera de recibir por parte de l sector una propuesta en firme», explican fuentes municipales.

Temas

Comentarios

Lea También