Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El paciente presuntamente asesinado en el Joan XXIII fue hallado en el suelo y con contusiones

La víctima no podía hablar ni moverse antes de los hechos, pero lo encontraron en el suelo de su habitación ya sin vida 

Àngel Juanpere

Whatsapp
Los hechos se produjeron el pasado jueves por la tarde en el Hospital Joan XXIII. Foto: lluís milián/DT

Los hechos se produjeron el pasado jueves por la tarde en el Hospital Joan XXIII. Foto: lluís milián/DT

Cuando han pasado cinco días desde que murió en extrañas circunstancias un paciente ingresado en el Hospital Joan XXIII, el caso sigue teniendo muchas lagunas y no se han realizado de momento detenciones por parte de los Mossos d’Esquadra. Mientras tanto, el hermano de la víctima intentó ayer infructuosamente recoger el cadáver para su repatriación.

Sobre las 17.50 horas del jueves desde el hospital se alertó de que un paciente marroquí de 30 años que estaba ingresado había muerto en extrañas circunstancias, que apuntaban a una muerte violenta. El paciente no hablaba ni se movía. En cambio, fue encontrado en el suelo de su habitación. Asimismo, inicialmente presentaba algunas contusiones recientes. Ante ello, los agentes de la Divisió d’Investigació Criminal (DIC) de los Mossos del Camp de Tarragona iniciaron una investigación para determinar qué había pasado.

El hermano de la víctima acudió ayer por la mañana al tanatorio de Tarragona para hacerse cargo del cuerpo, sin conseguirlo. Aseguró al Diari que no le habían dejado ver el cadáver de su hermano y que tampoco se lo podía llevar para su repatriación porque el caso sigue bajo investigación judicial. Ante ello acudió al Juzgado de Instrucción número 3 de Tarragona –que está de guardia– para recabar información de la causa. 

El hombre reconocía que él había sido sospechoso porque se pasaba mucho tiempo con su hermano. No se explica cómo pudieron pasar los hechos porque cada media hora acudía una enfermera a atender al paciente ingresado. Añadió que el o los autores podrían ser los mismos que lo agredieron el pasado 3 de julio en un piso de la calle Girona de Salou. El hombre se mostró aquel día muy agresivo. El personal del SEM que lo atendió solicitó la presencia policial –acudieron los Mossos d’Esquadra y la Policía Local– y lo redujeron, siendo evacuado al hospital con una parada cardiorespiratoria. Según su hermano, aquel día ya fue agredido por desconocidos y por ello estaba tan nervioso. Por el momento se desconoce si la muerte del pasado jueves y lo ocurrido el día 3 de julio lo llevará un sólo Juzgado o se repartirá entre los dos que estaban de guardia cuando ocurrieron ambos hechos.

Temas

Comentarios

Lea También