Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El párking de la N-340 estará listo el próximo mes y tendrá 220 plazas

Se instalarán dos paradas de autobús para mejorar la conexión con el centro, un paso de peatones y un semáforo

Carla Pomerol

Whatsapp
El concejal de Mobilitat, Josep Acero, y el primer teniente de alcalde, José Luis Martín –ambos del PP–, ayer, en el párking. FOTO: Pere Ferré

El concejal de Mobilitat, Josep Acero, y el primer teniente de alcalde, José Luis Martín –ambos del PP–, ayer, en el párking. FOTO: Pere Ferré

El aparcamiento disuasorio de la Nacional 340 entrará en funcionamiento a finales del mes de marzo y ofrecerá 220 plazas de zona naranja. De lunes a viernes, se pagará un euro diario y, los fines de semana, aparcar será gratuito. Esta semana han empezado los trabajos de adecuación del espacio.

El objetivo es que aquellos vehículos que se dirijan a Parc Central, no tengan la necesidad de entrar en la ciudad. De esta manera, reduciremos la contaminación. Un claro reto de cara al futuro», aseguraba ayer el concejal responsable de Mobilitat del Ayuntamiento de Tarragona, Josep Acero, quien añadió que «estas 220 plazas se suman a las 65 ya existentes en el Passeig de la Independència. Casi llegamos a las 300 que había en el aparcamiento disuasorio de la Tabacalera».

El nuevo aparcamiento tendrá acceso por la zona más cercana a la avenida Roma y también por lo que se conoce como el camino viejo de Constantí. Por otro lado, el proyecto del párking contempla una mejora en el alumbrado, instalando nueve torres altas y tres de bajas en el lugar. «La luz será muy potente. Tenemos claro que se trata de un elemento básico de seguridad», aseguraba ayer Acero. Además, está previsto que se instalen un paso de peatones y unos semáforos en la entrada del equipamiento por la N-340, con el objetivo de facilitar la movilidad y seguridad de los peatones.

El semáforo funcionará a través de un pulsador, pero además también servirá para parar el tráfico de la entrada a la ciudad a través de la avenida de Roma, en caso de atascos», explicaba Acero. 

Coincidiendo con la apertura del aparcamiento, se pondrán en marcha dos paradas de autobús municipal, una en cada sentido, que mejorarán la conexión y permitirán que los usuarios del equipamiento puedan llegar fácilmente con el transporte público hasta el centro de la ciudad o en las zonas de Ponent. «El número de las líneas y los horarios aún los estamos trabajando conjuntamente con la Empresa Municipal de Transports (EMT).

Informaremos tan pronto como podamos», comentó Acero. Los trabajos se alargarán hasta finales del mes de marzo. «Se trata de una obra rápida, en un entorno fácil para trabajar, ya que no se molesta a nadie», añadió el concejal. El coste total de los trabajos es de casi 84.000 euros y el tiempo de ejecución es de un mes.

Próximo objetivo: cementerio
Acero aseguró que el siguiente objetivo es el aparcamiento disuasorio del cementerio y anunció que «ya hemos encargado el proyecto para hacer lo mismo que aquí». Está previsto que este párking cuente con 500 plazas más. «Tardará unos meses, no se hará de un día para otro», aseguró el concejal. Actualmente hay unas 1.000 plazas disponibles a un euro día en la ciudad.

Temas

Comentarios