Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El párking de la estación del AVE, un problema adicional para los viajeros

El incremento de frecuencias que registrará la estación a partir del año que viene obliga a buscar una solución para los usuarios

NÚRIA RIU

Whatsapp
El párking de la estación tiene una capacidad para 450 vehículos y su ocupación es notable.  FOTO: pere ferré

El párking de la estación tiene una capacidad para 450 vehículos y su ocupación es notable. FOTO: pere ferré

Viernes al mediodía. Una pareja llega con el coche y lo deja aparcado en el vial de acceso a la estación del AVE. «A la tarde estamos de vuelta. Tan solo serán unas horas», asegura Víctor Echevarría. Es usuario esporádico del alta velocidad. Habitualmente hay quien le lleva a la estación, pero cuando no encuentra una alternativa deja el coche en el exterior. «¿El párking? Ni siquiera sé lo que vale», asegura.

Para muchas personas, éste es un fin de semana de largo puente. Pero no importa si es fin de semana o un día laborable, la estampa siempre es la misma. En total hay 104 vehículos estacionados en el vial de acceso, además de dos motos. El movimiento es continuo. 

El estacionamiento en las inmediaciones a la estación no se traduce en una baja ocupación del aparcamiento convencional. Ubicado en la planta baja de la terminal éste dispone de 450 plazas. La primera registra una ocupación superior al 90%. En cuanto al segundo piso, se queda en un 20%, aproximadamente. Su utilización se ha relanzado desde que en 2016 la empresa Saba, que gestiona el servicio, lanzó una promoción, con precios competitivos y más atractivos para los clientes.

Así, durante los fines de semana ofrece el plan pack weekend, con descuentos de hasta el 60%, que permite aparcar por un precio de 9,90 euros al día. Esta tarifa supone una importante reducción del precio diario, que es de 18,15 euros.

En adelante todo los viajeros se verán obligados a utilizar este servicio, lo que, además del gasto adicional, puede que en un futuro próximo ponga de manifiesto un nuevo problema: la falta de plazas disponibles.

Con cerca de un millón de usuarios al año, la estación del AVE en Tarragona registra unos datos notables. Además, la nueva configuración ferroviaria del Camp de Tarragona la sitúa en el epicentro y relanzará su potencial. Será la terminal principal cuando se ponga en funcionamiento la nueva línea del Corredor del Mediterrani esta primavera. Esto hará que los trenes Euromed entre Barcelona y València, que actualmente paran en Tarragona ciudad, pasarán por La Secuita. También algunos servicios entre Tortosa y Barcelona se desviarán por esta terminal. El incremento en las frecuencias supondrá un aumento en los usuarios, que pueden encontrarse con un nuevo problema.

Temas

Comentarios

Lea También