Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El paro de autoescuelas suspenderá 1.200 exámenes

Exigen la aprobación del pago específico para este colectivo pactado en los presupuestos de este año

CARLA POMEROL

Whatsapp
Imagen de archivo de un coche de autoescuela de Tarragona realizando prácticas. FOTO: LLUÍS MILIÁN

Imagen de archivo de un coche de autoescuela de Tarragona realizando prácticas. FOTO: LLUÍS MILIÁN

Los examinadores de tráfico vuelven a llamar a la huelga para denunciar que aún no cobran el incremento de sueldo pactado con la DGT, a finales del año pasado. Un acuerdo que permitió desconvocar unas movilizaciones que se alargaron unos cinco meses.

Está previsto que la huelga empiece este próximo lunes, y se alargue hasta el 21 de diciembre. Un total de diez días que dejarán a 1.170 alumnos en la demarcación sin poderse sacar el carnet de coche. En esta ocasión, los examinadores no deberán cumplir con los servicios mínimos, lo que significa que desde hoy y hasta el próximo 2 de enero, no se llevará a cabo ningún examen, ya que durante las fiestas de Navidad, los examinadores tienen vacaciones. Las autoescuelas aseguran que si la convocatoria de huelga sigue en pie, podrían cerrar algunas.

Después de más de cinco meses de paro, a finales del año pasado, los examinadores consiguieron que el gobierno español se comprometiera a equipararles el sueldo con otros colectivos de Tráfico, con un complemento de 250 euros mensuales. Los presupuestos de 2018 contemplaban la partida, pero a menos de un mes para acabar el año, los examinadores no han cobrado este plus. 

Según asegura el colectivo, el gobierno les ha dicho que no se podrá pagar la cantidad acordada como un complemento de la nómina, sino como un plus de productividad. Pero los examinadores no están conformes, «ya que de esta manera se puede eliminar en cualquier momento», explica la examinadora, Fina Cano. Esta mañana tendrá lugar una reunión entre el comité de huelga y la DGT para acabar de esclarecer los hechos. El colectivo tiene confianza en que se solucione y se desconvoque la huelga. «Por lo que sabemos, se trata de un problema de trámites administrativos. Nos consta que hay voluntad de pagar», asegura Cano, quien es consciente que la huelga prevista agravaría las listas de espera.

Un jarro de agua fría
La noticia ha llegado como un jarro de agua fría para los propietarios de las autoescuelas, quien no se esconden en asegurar que otra huelga significaría el fin de muchas empresas. 

Cabe recordar que en España fueron 121 las autoescuelas que cerraron el año pasado a causa de le huelga. «En esta ocasión, lo peor es que los alumnos que padezcan la huelga perderán la convocatoria y deberán volver a ponerse a la cola», explica Carles Tarragó, vicepresidente de la Asssociació d’Autoescoles de la Província de Tarragona. 

Por su parte, el presidente de la entidad, Carles Oliver, asegura que «la huelga representará volver a la situación del verano, cuando aún arrastrábamos alumnos de los cinco meses de movilizaciones del año pasado».

Temas

Comentarios

Lea También