Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El partido que no sabía que se presentaba a las elecciones

Una parte de Ciudadanos Libres Unidos desconocía que la otra concurría al 21-D en una lista por Tarragona. Hay una escisión desde hace meses que incluso ha llegado a la justicia

Raúl Cosano

Whatsapp
Antonio Mulero, el número 1 de la lista por Tarragona.  Foto: Cilus

Antonio Mulero, el número 1 de la lista por Tarragona. Foto: Cilus

Ciudadanos Libres Unidos no sabía que Ciudadanos Libres Unidos se presentaba a las elecciones del 21-D. La paradoja se producía por una escisión entre la formación. «No teníamos constancia de que se presentaran por Tarragona», decían miembros del partido, dividido en dos bandos enfrentados por la justicia. «Hubo un desacuerdo en la forma de funcionar, una disensión en el partido y nosotros les denunciamos a ellos», cuenta esta persona sobre la candidatura presentada por Tarragona, que según la otra parte intentaba hacerse con las siglas (Cilus) y con la propia formación después de un cisma que se prolonga desde el mes de febrero. 

Finalmente, aunque la candidatura se presentó, no ha sido proclamada por falta de avales. Lo mismo ha sucedido con Per un Món Més Just (PU M+J), otra fuerza que se caerá definitivamente de la lista de siglas que concurren. Ese proyecto, capitaneado en el puesto número 1 por María del Rosario Muñiz en tierras tarraconenses, tampoco ha pasado el exigente corte definitivo para ir al 21-D. 

La Junta Electoral Central excluyó a estas dos candidaturas, según se publicó el sábado en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC). Las proclamaciones han definido las propuestas que concurren al 21-D. En Tarragona se presentarán finalmente 10 candidaturas

Mientras tanto, la justicia trabaja ya en resolver el conflicto interno en Cilus en el que está en juego la legitimidad. Mientras llegaba el desenlace, una lista, formada básicamente por personas de Barcelona, decidió presentarse por Tarragona. «Nos denunciaron ellos, la otra parte de partido. Se hizo una convocatoria de asamblea y se hicieron dos paralelas. A una asistió una parte del partido y a la segunda, la otra parte. Como la situación era paralizante y teníamos ganas de  hacer cosas, decidimos presentarnos para no perder tiempo», narra Antonio José Mulero, cabeza de lista por Tarragona y antiguo subsecretario de organización en Ciudadanos, el partido de Albert Rivera. 

Mulero, que ya se presentó a las municipales de 2015 por Barcelona, se ha quedado finalmente sin poder llevar al partido a las urnas. «No hay ningún vínculo con Tarragona. Sinceramente, elegimos esa circunscripción para presentarnos porque era donde menos avales se requerían. Al final no los hemos podido conseguir. Es muy complicado y solo pocos partidos extraparlamentarios lo logran», añade Mulero, representante de una parte de partido que también tiene presencia en lugares como Madrid y Linares (Jaén), donde disfruta de una presencia organizativa mucho más destacada. 

«Es una lástima, porque somos cuatro gatos, muy poca gente, y hay conflicto», asegura Mulero. «Son cosas que ocurren dentro de los partidos, no tiene mayor importancia. Queremos centrarnos en las ideas», cuenta Félix de la Fuente, integrante de la lista de un partido que, entre otras ideas, rechaza las subvenciones y fomenta el voluntariado político. 

¿Y respecto a la independencia? ¿Qué opina Cilus al respecto del tema principal de estas elecciones a las que habría concurrido? «Nosotros creemos en el sometimiento a la ley, aunque luego somos radicales en algunos términos políticos, como potenciar el voluntariado», agrega Mulero. 

Cilus ya estuvo rodeado de polémica en 2015 durante unas elecciones al Parlamento andaluz. Apoderados de C’s, el partido de Albert Rivera, denunciaron casos de confusión entre las papeletas de su formación y las de Cilus. 

Temas

Comentarios

Lea También