Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El patio de la Escola El Serrallo se llena de "Piratas Octavi"

Entidades del barrio marinero participaron en el acto solidario para recaudar fondos para las prótesis del pequeño

Carla Pomerol

Whatsapp
Los Gegants, los Xiquets del Serrallo, la Gegantona Reina Mar y otros participaron en el acto. Foto: Lluis Milián

Los Gegants, los Xiquets del Serrallo, la Gegantona Reina Mar y otros participaron en el acto. Foto: Lluis Milián

El patio de la Escola El Serrallo vivió ayer una gran fiesta solidaria, protagonizada por el pequeño Octavi y su familia, que presentaron el libro El Pirata Octavi. El objetivo, a parte de dar a conocer la historia, era recaudar fondos para que los padres de Octavi puedan hacer frente a los gastos que suponen las prótesis que el pequeño necesita.

Octavi, de nueve años y que vive en Avinyonet del Penedès, nació con una aplasia de tibia –le faltaban los huesos que conectan la tibia con el tobillo–. A los dos años y medio, le tuvieron que amputar el pie y empezó la odisea para encontrar una prótesis adecuada, que no le hiciera daño. Hace poco más de un año, la encontraron, en Inglaterra. El problema es que las prótesis son caras y Octavi necesita cambiársela, como mínimo, una o dos veces al año, lo que significa un gasto de 24.000 euros, entre prótesis y viaje. Entonces, los padres del pequeño decidieron hacer un cuento infantil para recaudar fondos, con el título El Pirata Octavi, y que ayer protagonizó la jornada solidaria en la Escola ElSerrallo.

Y es que el AMPA del centro se puso en contacto con la familia para poder vender el cuento para Sant Jordi. «En ese momento se nos ocurrió presentarlo a toda la comunidad educativa», comenta Ester Martínez, presidenta del AMPA. Y así se empezó a preparar la fiesta de ayer. Los Gegants del Serrallo, la Gegantona Reina Mar, –una sirena de tela hecha por los alumnos –, y los pequeños timbalers del colegio, llevaron a cabo una cercavila por el patio. Octavi alucinaba con los Gegants. Confesó que le gustan y que «en mi casa tengo uno». A continuación, los pequeños más curiosos ya iban preparados con el casco, la faja y el pañuelo casteller. Los Xiquets del Serrallo también participaron en el acto y realizaron un taller para dar a conocer el mundo de los castells. Luego llegó el plato fuerte: la presentación del libro, a cargo de la madre de Octavi, Anna Bonet, que, emocionada, decía «es increíble que personas que ni nos conocen sean capaces de organizar esta gran fiesta. Sabía que éramos un país solidario, pero cuando se vive de cerca, te das cuenta del alto grado de empatía que existe». Des del colegio, llevaban toda la semana preparando el acto y su decoración. Los alumnos sabían que hacían ayer sábado en el patio: iban a conocer a Octavi y su historia.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También