Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El personal y las infraestructuras diferencian los proyectos de Ferré y Figueras para la URV

Los dos candidatos a rector para los próximos cuatro años participan en un debate organizado por el ‘Diari’ en el que se pusieron de manifiesto las diferencias programáticas

Núria Riu

Whatsapp

Continuidad o renovación. La comunidad universitaria está llamada a las urnas el próximo 15 de mayo en lo que se prevé que sean unas elecciones muy disputadas hasta el último momento. Se decidirá entre dos modelos de gestión de esta institución entre los que se aprecian más diferencias que similitudes. Si bien en aspectos como la mejora del sistema de financiación o el papel de la universidad en el territorio los dos candidatos mantienen puntos de vista compartidos, las diferencias se acentúan cuando detallan sus prioridades en cuanto a infraestructuras o la gestión del personal. Así pudo constatarse en el cara a cara de ayer por la tarde, en el que el actual rector, Josep Anton Ferré, debatió su proyecto para la universidad con María José Figueras. El acto en el Campus Catalunya, con la asistencia de representantes de la comunidad universitaria, fue organizado por el Diari de Tarragona, y moderado por el periodista de esta casa Marc Càmara.

Los ayuntamientos
El debate arrancó con un primer bloque sobre financiación y reducción del precio de las matrículas. Aquí, tanto Ferré como Figueras coincidieron en la necesidad de incrementar en un 30% los recursos para las universidades y de reducir en otro 30% el coste de las matrículas para los estudiantes. 

La catedrática en Microbiología quiso dar un toque a los alcaldes. A estos y a las empresas les pedía más implicación para disponer de más becas salario y de programas como el del Ayuntamiento de Tarragona, que paga el transporte público a los estudiantes hasta la ESO. «Los ayuntamientos que quieren tener una universidad deben contribuir», afirmó.

«Las plantillas son nuestra prioridad. Antes de invertir en piedras lo haremos en personas»

Ferré, no obstante, considera que es más importante conseguir de los ayuntamientos una buena colaboración en materia de infraestructuras. «Con una mejora de las conexiones entre Tarragona y Barcelona podríamos optar a que más estudiantes puedan venir a la Rovira i Virgili», afirmó.

Diferencias en el personal
Ya en el segundo bloque, las diferencias se acentuaron. La candidata fue dura. Apuntó que defenderá una universidad «diferente a la que hemos tenido hasta el momento», en la que las decisiones «no se tomarán desde arriba» y en la que «la plantilla será la prioridad». «Antes de invertir en piedras lo haremos en personas», afirmó Figueras.

Son aspectos sobre los que ha incidido a lo largo de esta campaña la candidata y que ayer se encontraron con el rechazo rotundo del rector. «En la universidad no se toma ninguna decisión sin ser debatida en los consejos de gobierno, pero claro, hay que participar en los consejos de gobierno», se defendía Ferré. Acusó a los que han asegurado que en la universidad falta transparencia de «no leerse» los documentos. Además negó que los departamentos «hayan perdido competencias», tal como le había dicho su contrincante.

María José Figueras ejerció el papel de la candidata que estas últimas semanas ha visitado y se ha reunido con muchas personas de la universidad. Aprovechó estos intercambios para tejer un discurso más próximo, en el que denunció desde que las aulas no están preparadas con enchufes para los ordenadores y que hay campus «de lujo», como el de las ingenierías, y otros que «son como Cuba», como la Facultat d’Educació. Insistió en que una parte de este edificio está afectada de aluminosis y que debería haberse priorizado esta inversión. «No entiendo cómo los padres nos confían a más de dos mil estudiantes con aquellos baños», lamentó.

La nueva facultad de medicina en Bellissens y una residencia en Quatre Garrofers, la hoja de ruta de Ferré

La futura facultad 
Josep Anton Ferré, que uno de los últimos actos que hizo antes de empezar esta campaña fue la colocación de la primera piedra de la futura Facultat d’Educació, se mostró a la defensiva. Recordó que es un proyecto de 2010, que no se había podido impulsar por falta de recursos por parte de la Generalitat y que ahora se ha podido impulsar la primera fase del proyecto. 

Y esto volvía a abrir un nuevo tira y afloja ya que la candidata le reprochó que «no podrá acabarse nunca la obra». Esto agotó la paciencia de Josep Anton Ferré. En más de una ocasión éste ya había corregido algunas de las afirmaciones que le había lanzado su contrincante. Y, llegado a este punto, le echó en cara que «no has entendido nunca el tema de los presupuestos. El remanente de presupuesto puede invertirse en infraestructuras, no en el capítulo 1 de personal». Tras cuatro años como rector, y habiendo formado parte de los equipos de los otros cuatro rectores de la universidad, Josep Antón Ferré ha participado en la elaboración de unos cuantos presupuestos y quiso de tirar de experteza delante de una contrincante que si gana se convertirá en la primera mujer en dirigir esta institución.

Y después, medicina
En los últimos cuatro años se han visto limitado de recursos porque la Generalitat había congelado los presupuestos. Ahora, Josep Antón Ferré piensa no tan solo en la futura Facultat d’Educació, sino en la nueva Facultat de Medicina en Bellissens y en una nueva zona de equipamientos, previsiblemente una residencia, en la zona de Quatre Garrofers de Tarragona.

El rector apuntó que, tras haber conseguido situar la URV entre las mejores universidades del mundo, ha llegado el momento de situar también este territorio en el ránking de mejores ciudades. Y se mostraba convencido de que «seguiremos siendo motor de transformación de personas, empresas y esta sociedad».
En cambio, María José Figueras le reprochó que en los últimos cuatro años la universidad del sur de Catalunya ha perdido posiciones en los ránkings de calidad internacionales y que «no vamos tan bien como se nos quiere hacer ver».

El debate duró poco más de una hora, acudieron más de una cincuentena de personas de la comunidad universitaria y es el penúltimo encuentro de estas características entre los dos candidatos antes de los comicios del próximo martes día 15. 

Temas

Comentarios

Lea También